A1 en el Festival Buenos Aires Vivo 2

 mgepumer.jpg

Domingo 1 de febrero de1998
Sebastián Ramos, lanacion.com

Y las chicas del rock tuvieron su noche. Para el último viernes, la programación del Festival Buenos Aires Vivo 2 estuvo a cargo de buena parte de la historia femenina del rock nacional. Pasadas las 20.40 y ante cerca de diez mil personas, María Gabriela Epumer y su banda, A1, subieron al escenario para presentar algunas de las canciones del disco “Señorita Corazón”, que finalmente la semana próxima estará en la calle y oficializará de debut como solista para la ex Viuda e Hijas de Roque Enroll.

Epumer mostró su poderío escénico con temas como “Voy a tener que buscarte” y “Tan delicioso”, y deleitó al público con una delicada versión de “¿No te animás a despegar?”, del disco “Piano Bar”, de Charly García, junto al mismísimo bigote bicolor que la acompañó con la guitarra. Sin dudas, uno de los mejores momentos de la noche.

El segundo turno fue para Celeste Carballo, que antes que empezar con su set de canciones le dejó el escenario a los Docentes de la Carpa Blanca para que dieran su mensaje. Luego del gesto solidario, Carballo se colgó un cartelito que señalaba “Hoy somos todos docentes”, y arrancó un show que incluyó temas clásicos y algunas canciones del nuevo material.

La cantante también tuvo sus invitados: Pablo Guerra, de Caballeros de la Quema; el Gonzo (ex saxofonista de bandas como Los Twist y Memphis), y los españoles Jarabe de Palo, con quienes interpretó “La Flaca”, tema exitoso en la madre patria y que ahora también suena en las discotecas porteñas. “Ahí va una para que cantemos todos”, dijo Carballo sobre el final, y los acordes de “Es la vida” impulsaron al público a seguir con las palmas. El final fue con una particular versión de “Desconfío” de Pappo´s Blues.

Pocos minutos después de las 23, Fabiana Cantilo, acompañada por Gabriel Carámbula en guitarra, hizo bailar a una buena porción de los presentes con “Ya fue”, “Llego tarde”, y “Sólo dame un poco”, un viejo tema de Los Perros Calientes.

Cantilo también enseñó algunas de las canciones que incluirá en su nuevo disco y que empezará a grabar en marzo, para luego darle lugar a “Dulce condena”, de Los Rodríguez de Andrés Calamaro, y “Salgo a recorrer”, de Carámbula. “Ustedes ya vieron a María Gabriela y a Celeste, pero todavía falta una, y tengo la suerte de tenerla en mi set”, dijo la ex voz de Los Twist, para presentar a Claudia Puyó, con quien cantó “Nada es para siempre”.

Ya a la medianoche, Cantilo se despidió con “Mi enfermedad”, también de Los Rodríguez, y cerró su show con el público coreando el tema de principio a fin. Pero todavía quedaba algún que otro bis. Entonces las chicas, ya no tan chicas, se apoderaron del escenario una vez más. Epumer, Carballo, Cantilo y Puyó se abrazaron al mejor estilo Rolling Stones, saludaron, y homenajearon al rock nacional con una potente versión de “De nada sirve”, de Moris. No había tiempo para mucho más, pero fue suficiente. Las damiselas tuvieron su noche, y no la desperdiciaron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: