“Saynomorismo”

 snm.jpg

Reportaje a la Señorita Corazón en ZonaGarcia

Antes de la inminente salida de “Pocket Pop” -se lo espera para mediados de noviembre con un packaging de lujo-, María Gabriela habló con Natalio Balderrama en su casa, un hermoso mediodía de octubre de 2001.

¿Cómo llegaste a la banda? ¿Cómo empezaste a tocar con él?

Venía de tocar con Celeste (Carballo), y había empezado a armar el grupo Las Chicas. Él me vio tocando con Las Chicas, vino, me felicitó y quedamos en hablar. Al toque me llamó para que vaya a tocar

Disolviste Las Chicas para tocar con Charly…

No, un año hacía las dos cosas. Después se separaron Las Chicas. Yo empecé a tocar con Charly a principios de 1993 y Las Chicas se habrán separado en 1994. El no estuvo tocando, estuvo viajando, y cuando volvió se dio todo esto. En Ferro estuve, La Hija de la Lágrima. A partir del ‘93, todo.

Cuando vos llegaste había una banda, y ahora hay otra completamente distinta y la única que quedó fuiste vos. ¿Cómo viste vos el cambio de banda?

Es diferente, es otra cosa, ni mejor, ni peor. Se forma otra química, hay otras personas. En principio… hasta que se organizó hubo mucho desorden, no se sabía quiénes eran. Hubo un momento que no había… venía un bajista. Cualquiera que se animaba, subía y tocaba. Pero bueno, también tenía que ver con una época de Charly. Todo depende de él, de lo que él decide. Después se fue organizando. Cuando hicimos el Unplugged, entraron a tocar Ulises y Érika. Después del Unplugged nos peleamos. Samalea volvió a tocar, toda la época de Rinaldo (Rafanelli). Después me volvieron a llamar para unos shows que estaba Celeste haciendo coros y Charly quería que yo estuviera tocando la guitarra. Estaba García López. Había diez mil músicos, como mucha confusión. Ahí volví a tocar y estábamos Samalea y yo de nuevo. Después de ahí se fue diluyendo. Samalea se fue, yo también medio que… no me acuerdo exacto los tiempos, si fue antes o después, porque fueron muchos cambios. Después empezó toda la época de Júpiter, que ahí fue que aparecieron Mariela y Murray, apareció también antes que ellos Gabriel, el percusionista. Seguían tocando Érika y Ulises, ahí se armó la mega-banda. Mario Serra que apareció por esas épocas. Ahora se redujo. Quedamos sólo Mariela, Murray, Mario y yo

Todas las M…

Sí, es verdad.

¿Por qué creés que los músicos se cansan?

No creo, no sé si se cansan. El caso de Samalea hacía doce años que tocaba. Creo que son ciclos, está muy bien. Está bueno también cumplir ciclos y renovarse. Por ahí necesitás cambiar de clima. A veces te pasa con un novio, una novia. Lo querés, todo, pero no camina. Ya no te da nada esa relación nueva, y bueno, hay que reciclar. No sé si se cansan, en el caso de algunos se cansan… y le hacen juicios. Se cansan a propósito. Yo tengo como una térmica, un fusible, entro y salgo. Eso hace que nuestra relación siempre esté bien

Justamente, una vez salió publicada una nota en el Sí, en la que vos decías “Yo estoy cuando me divierto, y sino me voy”, o algo así.

Sí, no necesito padecerlo. Hay gente que está ahí, que no sé qué. Él es intenso, obvio, si estás mucho todos los días, es intenso. Es una persona…digamos…

Absorbente.

Sí, claro. Logramos… bah, yo pienso, de mi lado siento eso, que logré un equilibrio. Nos encontramos cuando está todo bien, o cuando hay que encontrarse a tocar, o a pasarla bien, o a comer, o lo que sea. Pero cuando no, está todo bien igual. Él ya sabe como soy, también. Yo soy como es él. Logramos un entendimiento.

La relación con él…

Es así tácito. Ni se habló, pero es así.

Pero es una amistad, o sos un soporte anímico…

No. Yo considero que soy bastante amiga. No sé, por ahí tiene más íntimos. Yo generalmente no voy mucho a la casa, o sea me mantengo… pero estoy. Y él también está. Cuando necesito hablar con él, o tocar, o hacer lo que sea con él está.

¿Cómo fue para vos el cambio de método de grabación?, capaz que más tradicional al que empezó a usar en La hija de la lágrima, o Say No More…

Bueno, yo empecé ahí. A mí me parece que a él le resulta. Está buenísimo lo que sucede. A veces es una confusión todo, pero la mayoría de las veces el “saynomorismo” es buenísimo. Es un sonido diferente. De hecho lo es, o sea tiene personalidad. Eso está bárbaro.

¿Cuál fue el disco que más disfrutaste grabar?

No sé, todos tienen su cuota, no sé si de disfrute. La hija de la lágrima fue para mí el flash porque fue el primer disco que yo vi cómo él trabajaba en el estudio, cómo se movía. O sea, darte cuenta y confirmar que él es un músico increíble. Decir genio es como reducir… Es re-super talentoso de verdad. Aparte que es genio, su personalidad y todo. Musicalmente es un resto musical increíble. Sabe todo lo que va a sonar. Yo veía como armaba todo, como componía en el estudio también. Porque él normalmente compone en la grabación. Por eso está tanto tiempo en el estudio, porque es el lugar de creación y grabar. A veces no, va con algunas ideas ya… con temas que viene tocando en vivo, cosas que va armando. Pero La hija de la lágrima fue bárbaro. Fue como tres meses, después en Nueva York. Estábamos Samalea, él y yo. Éramos el trío… Los Panchos. El Aguante también estuvo bueno, estuvimos en Miami. O Casandra Lange, si bien lo grabamos en vivo, también hubo cosas de estudio y está buenísimo el disco. Un buen recuerdo de esos shows en vivo. Estaba buenísimo, los shows con ese escenario con el plástico. ¿Vos lo viste?

No, yo empecé en el ‘97… un poco tarde.

Estaba buenísimo.

¿Y el disco que más te gustó una vez terminado?

El Aguante me gustó. La hija de la lágrima también. Casandra Lange también. El Unplugged. Bueno, un buen recuerdo también el Unplugged. Buenísimo. Sí, los que más me gustaron son esos.

Los últimos ya no…

Es que quizás no participé tanto tanto, no estuve tan intensamente. En La hija de la lágrima estaba siempre. En El Aguante también. En el que estuvo un poco bastante fue en el de Mercedes, Alta Fidelidad, que también fuimos a Nueva York a grabar, a Madrid. En El Aguante también estuve bastante. El de Sui Generis está bueno, el de estudio.

Y el que viene…

Y el que viene está bueno. Igual es piano solo.

Ah, ¿se va a hacer?

Sí. Están en eso. Seguro va a venir otro con grupo, no sé. Siempre graba. Graba que te graba.

¿Cerebrus? Está desde el ‘98…

No sé. No es que no me meto, no sé nada en qué andan.

¿Lo graban ellos dos solos (Charly y Pipo)?

No, no. No están grabando Cerebrus. La verdad que no puedo darte información porque no tengo idea. Está grabando él el disco de piano. Eso es lo que sé.

Y ahí no entran ninguno de ustedes…

No, yo grabé unas cositas, pero es básicamente piano acústico y él, él solo. Un disco de rarezas y cosas así. Eso es, digamos, como aparte.

En el estudio de grabación, ¿te da libertad Charly de poder crear vos, o le podés decir “mirá, te parece mejor poner esta nota, o cambiar acá”?

No, él tiene claro. Él es abierto y toma lo mejor de cada uno, pero normalmente tiene en claro lo que él quiere. A veces sí… en La hija de la lágrima muchas cosas se armaban como en forma grupal. De hecho, Chipi chipi bombón también hubo cosas… inspiraciones que por ahí le di. Pero no es que es cerrado. Igual tiene claro lo que quiere. Y da libertad a la parte musical, confía en que uno va a tocar algo…

O sea que no es que te impone, sino que te deja…

Sí, lo que es, digamos, la parte de las guitarras y eso. Por ahí te dice “acá va una guitarra distorsionada”. Te da alguna idea, pero si vos le mostrás otra cosa que está buena… o sea, él confía en el buen gusto. Por eso elige tocar con quien toca. Bueno, supongo que es así. Te da la libertad de que le muestres. Por ahí no es que esté mal, o le guste otra cosa y te dice. O por ejemplo las voces, a él le gusta armarlas él. Cantar grave, agudo, todas las notas.

¿Sentís que sos uno de los pilares dentro de la banda? O sea, que podés faltar a un show, pero como que tenés que estar en la banda.

Sí, bueno, estoy porque me gusta estar. Charly es Charly. Puede tocar solo o con quien quiera. Él es él. Puedo faltar y puedo estar, o sea me gusta estar. Elijo estar. Lo que sucede es que yo con Charly lo reelijo cada vez. Estoy libre para eso, y él también. Él sabe, nos reelegimos cada vez que hace falta.

“Tal día no la llames”, o “Vamos a tocar, dejala a María que descanse”…

No, no, eso no. Que descanse no. Ahora estuve en España un mes y pico y hubo un show en Ramos Mejía y yo no fui. Pero no estaba, se sabía. Si estoy acá voy.

¿Cómo manejás tu carrera solista a la par de esta? Por esto que hablábamos que es muy absorbente.

No, justamente porque logré una relación de no absorbencia. Él me apoya mucho. A pesar de que es absorbente y celoso, siempre me apoyó muchísimo. Desde el primer momento, hasta me dijo el nombre del grupo: A1, el principio. Aunque le daba celos y qué se yo. Viene a los shows, toca, grabó en Perfume. Le gusta. Y sabe que mis aspiraciones son hacer mi música, pasarla bien, que la gente me escuche, grabar mis discos, que no significa ni competir con él ni aplastarlo. Hay mucha gente que es muy competitiva, no sé qué experiencias habrá tenido. Pero él por ahí capta eso, que yo no quiero “Ah bueno, ahora soy famosa, mi carrera solista y qué se yo”. Si sucede, sucederá, o sea, ser más famosa. Ya fui famosa con Las Viudas. No me interesa. No busco eso, busco hacer todo el tiempo mi vida, ir grabando, tocando, mantener ese perfil que es lo que más me gusta. Ser famoso seis meses… no me seduce esa idea. Es muy fugaz, muy volátil. Entonces me parece que él capta eso, que lo estoy haciendo a pulmón, con mucho esfuerzo esto y bueno, por eso me apoya. Creo que no se pone… le da un poquito de celos. Sabe que estoy con él. Creo que falté a muy poquitos shows, y estoy, estoy siempre. Lo elijo y estoy.

¿No te jode que en todos los reportajes que te hacen, por lo menos en todos los que yo leí, te pregunten sobre Charly?

Y no, no porque es lógico que me pregunten. Charly es parte de mis últimos nueve años de carrera, digamos, de mi vida musical. Un montón de años en porcentaje de lo que vengo tocando y para nada me jode. La verdad que no. Justamente por eso, porque no es “bueno, hablemos de mi carrera solista, no me hablen de Charly”. No tengo esa sensación de que tengo que aplastar a alguien para ser yo. Él es parte de mi vida musical, así que está bien hablar de él y de lo que hago con él. También me preguntan otras cosas.

¿Qué sentiste al haber participado en la reunión de Sui Generis?

Y bueno, era muy raro. Porque aparte yo tocaba las canciones cuando era chica, los vi tocar no sé en qué año. Tendría en el ‘72 o ‘73, nueve o diez años, los vi tocar en un lugar. Charly, con el pianito vertical, que se cayó del escenario. Me acuerdo pisó mal en la prueba de sonido y se cayó. Me quedó grabado, ese tipo que se cayó del escenario, ese flaco larguirucho. Y nada, era emocionante. En el momento igual no estás conectado con la emoción todo el tiempo porque sino no podés hacer nada. Yo estaba ahí en Boca y por ahí tenía flashes, miraba, cuando se iban adelante decía “¿qué es esto, qué hago acá?”. Y eso, tenés flashes muy cortitos, pero no estás… viste, porque sino no podés tocar. Te ponés a llorar.

Te seguís emocionando…

Sí, sí, pero no mucho. Es raro, no es que de pronto estás en la nada y suena el teléfono y te llaman para tocar en Sui Generis. Yo ya vengo tocando junto con Charly, a Nito lo conozco también desde que soy chica. O sea que no es de golpe, fue como sucediendo. Entonces ya estar con Charly era todo un acontecimiento, y lo de Sui Generis se sumó y bueno, no fue tan brusca la emoción. Pero igual sí, era emocionante. No arriba del escenario, sino toda la situación.

La grabación, todo…

Claro, igual no me daba cuenta, como cuando tocamos en Buenos Aires Vivo que después me di cuenta, ¿entendés? Por ahí tuve un minuto que miré todo doscientas sesenta mil, no sé cuánto había, diez cuadras de gente. Y en el momento era terrible, pero no te conectás con eso porque tenés que tocar. Es muy grosso. Entonces todo eso te lo acordás, después. Te queda grabado. Yo toqué con Sui Generis.

Hace rato me decías algo de los ciclos, ¿vos te ves cerrando tu ciclo dentro de la banda?

Es algo que todo el mundo me pregunta “Ah bueno, ¿seguís con Charly?” como tipo tiene que terminar. Qué se yo, por ahora estoy. Justamente lo que te decía antes, hace un tiempo la intensidad bajó, el nivel relación, o sea nos vemos bien, los momentos bien. Para tocar, para pasarla bien. No hay sobredosis de la relación, entonces se puede renovar el ciclo. Yo en ningún momento pienso en no tocar con Charly. Por ahí hay gente que necesita cumplir su ciclo. Yo también tengo ciclos con otras personas, pero con él me pasa algo especial, primero me encanta tocar con él, o sea cuando estamos los dos arriba del escenario y es mágico, suceden cosas buenísimas. Me divierto. No pienso que tengo que terminar de tocar.

¿Cuánto influye Charly en tu carrera como solista? Al nivel de tocar, porque el primer disco (Señorita Corazón) es más electrónico y el segundo (Perfume) es más acústico, más tranquilo, más canción, en realidad.

El primero también era más canción, lo que pasa es que estaba producido bastante más electrónico. En la música es como que tengo muchas influencias, no sólo la de Charly. La de Charly existe porque estoy mucho y bueno. De Charly puede ser el lado más…. guitarrísticamente el lado más fuerte o salvaje que me saca a veces también la canción. No sé si tengo influencias indirectas de su música, o sea “sólo hago música parecida a Charly”. Me parece que no porque escucho mucha música.

¿Qué escuchás generalmente?

Tengo temporadas. Blur me gusta mucho. Me gustan los grupos más electrónicos, pero también escucho jazz, música flamenco, ahora que estuve en España traje algunas cosas; Joni Mitchell, Fiona Apple, Susane Vega. Del disco nuevo de Depeche Mode me gustará un tema que pasaban en la radio, la guitarra.

¿Sos de informarte mucho de lo que pasa en la música?

Sí. Normalmente soy curiosa.

¿Estás pendiente?

No pendiente, no. Si hay algo que me gusta le presto atención y me fijo de dónde sale, qué influencias tiene también, de dónde sacan lo que hacen. Cada uno se influencia de otras cosas, por ahí de cosas viejas, antiguas, Los Beatles, Miles Davis, voy del jazz a todo.

Vos empezaste tocando jazz.

Sí, porque mi hermano (Lito Epumer) tocaba jazz o música progresiva re difícil y bueno, se formó tocando jazz y yo copiaba lo que él hacía, entonces él me enseñaba un poco y aprendí con eso. Con lo más difícil.

¿Y después no hiciste mas jazz?

Sí, siempre toco cosas. Pero siempre me gustaban las canciones, el pop. Las canciones, cuando yo empecé no había pop argentino. Fue antes de Malvinas, a partir del ‘82 se empezó a poder escuchar en las radios.

¿Qué ganaste y qué perdiste desde que empezaste a tocar con Charly?

Yo creo que no perdí, creo que gané. Gané primero un reconocimiento de parte de él por elegirme, por toda la cuestión que soy mujer y no hombre. Confió en mí a nivel musical. Es un principio, ¿no? Como también mostrar que, o sea, estar en un primer puesto, en primera digamos, mostrando que no hace falta ser hombre ni mujer. Que no importa eso, que se puede tocar bien. Sobra en la confianza de él y de mucha gente, también, la seguridad en ese plano. Aprendizaje a full de todo tipo, musical y no musical. Gané el título de “la guitarrista de Charly” que bueno, es verdad, soy. No lo voy a sacar de mi currículum. Quizás a otro le molestaría todo el tiempo esto del alter, pero bueno, es la verdad. No sé, creo que no perdí porque muchas veces también me preguntan “¿Te molesta que te pregunten…?” Pero creo que tengo mi burbuja, mi mundo digamos, bastante también fuerte como para sentir. No me siento opacada porque soy “la guitarrista de Charly”. Parece que es la verdad, que soy la guitarrista y que también hago cosas.

¿Y tus proyectos en qué están?

Y mis proyectos, bueno, ya terminé de grabar “Pocket Pop”, que es un simple anticipo del álbum que voy a sacar el año que viene, supongo, está todo así medio extraño con la cuestión discográfica. Se decidió sacar un disco de dos canciones, que va a salir en un packaging muy lindo, saldrá a mitad de noviembre, y lo voy a presentar pero no para la prensa, sino para la gente en algún lugar. Bah, si quieren venir los medios de prensa… Lo hice con Matías Mango que es el tecladista de A1, coproducción. Tocó Kabusacki y Martín Millán.

¿Basso no?

No, Cristian no. No porque estaba todo medio programado, y como Cristian está mas con su grupo.

Ah, ¿está mas en la línea de Señorita Corazón que de Perfume?

Sí… es distinto igual.

Son dos temas.

Son dos temas, sí. Pero tiene un perfil, una mezcla. Hay mucha guitarra acústica pero también hay soniditos. Muchos teclados que grabó Matías, es bastante pop de los ‘80. Está bueno.

Esa es la base del disco que sale el año que viene…

Sí, en marzo quiero sacar como un EP de seis u ocho canciones. Siempre manteniendo ese formato más chico para poder venderlo más barato, porque sino es una complicación. Veintidós pesos en general yo tampoco gasto en algo que no sé qué va a pasar. Entonces es un buen testeo tener dos canciones, va a salir barato, cuatro pesos.

¿Y cómo ves esto de internet? Esto de bajar temas, que se quejan los músicos, que dicen “mis temas”, mp3…

Sí, me parece que hay que poner un regulador, un ente regulador. Está buenísimo, me parece que es promoción, que está muy bueno, que es el futuro de alguna manera, pero hay que regularlo. Una forma que no sea igual que las compañías discográficas que siempre se quedan con la plata otros. En este caso se quedan otros, de mp3, que son más cool pero que igual se quedan la plata, mp3 o napster. Es lo mismo, pero queda mejor, te sacan la plata igual. Me parece que hay que buscar la forma que al artista le llegue algo de todo eso, un porcentaje. Es una vía más de promoción. Es la realidad que está sucediendo con nuestros temas. Y me parece que está bueno. Para combatir la piratería hay que buscar una nueva forma, no sé cuál es, que la estarán encontrando los de las compañías, seguro, están perdiendo tanta plata que…

Hay una sección en El Aguante, mi página web, que se dedica a contar la historia de las canciones, como por ejemplo la de Chipi chpi, que con el disco casi terminado le dijiste que le faltaba una canción. ¿Podés contar alguna?

Tuve muchas situaciones. Aparte con Charly grabás mucho mucho, por ahí hay cosas que no quedan, entonces ya no me acuerdo qué quedo, qué no, o sea qué situaciones. De esa me acuerdo porque él lo hizo ahí el tema. Me acuerdo de el tema que grabó para Mercedes, Cuchillos, que lo estaba medio haciendo. Me lo mostró grabado en ION, estaba toda la base, estaba buenísimo. Me dice “Mirá, un tema nuevo”, después de ahí me lo pasó y ese tipo de cosas. También de La hija de la lágrima que yo estuve bastante, La sal no sala, que lo compuso ahí. Él lo compuso, pero ahí se unió el Zorri (Quintiero), Juanse, armaron todo ahí. Lo fuimos como armando entre todos. Como muy improvisado, espontáneo, ¿no? lo de la composición en el estudio.

¿Qué grabaste que te gustó y no entró?

Ah, de todo.

Como para decirle “¿Por qué no metiste este tema”?

No, temas no saca él, saca canales, porque nunca le alcanzan. Yo la verdad que no registro mucho porque me pasa eso: grabás bases, cosas en el estudio, entonces no sabés que hace él con eso. Después te olvidás y aparece un disco o algo que grabaste te lo borró y chau. No te acordás si tocaste o no en el disco a veces, no en el disco, sino en un tema, si sos vos o quién… Tantos canales se graban, pasa mucho tiempo, pasa de todo.

¿Se graba siempre de noche?

Y sí, la mayoría. Bueno, de noche, o de día al otro día, a la mañana.

Entrevista realizada por Natalio Balderrama.

2 comentarios to ““Saynomorismo””

  1. Natalio Balderrama Says:

    Gracias por levantar la entrevista, y poner los créditos correspondientes. Pasó tanto tiempo… que me colgué releyéndola y recordando ese día y todo lo demás.
    Saludos.

  2. felicitaciones y que envidia que pudiste conversar un poco con maria gabriela
    te recomendaria que para la proxima trates de resumir un poco el material
    Aguante mapu!
    snm desde Cusco-Peru

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: