Archivos para mayo, 2008

Expresiones íntimas

Posted in A1, María Gabriela Epumer, Notas on mayo 31, 2008 by nautrus

Viernes 23 de abril de 1999

María Gabriela Epumer, en trío con Kabusacki y Samalea

Informal, íntimo. María Gabriela Epumer se aleja mañana en Farfala de su primer CD como solista, Señorita Corazón y el buen gusto es el parámetro que eligió para la despedida.

Con dos amigos a su lado, Fernando Kabusacki y Fernando Samalea, la guitarrista repasará algunos de los temas del disco, en versiones íntimas, con la improvisación como máxima. “Esto surgió como algo informal -señala María Gabriela-. Dos semanas atrás tocamos en La Plata y me comprometí, antes de decidirme, a hacer otro show.”

Además de los temas de Señorita… , editado por la guitarrista primero y luego relanzado por DBN, el trío se dará un par de gustos. Uno de ellos es Canción para los días de la vida , tema de Spinetta incluido en A 18 minutos del sol . “Sólo por placer, me encantaba de adolescente y tengo ganas de tocarlo.”

Como condimento adicional al concierto, la guitarrista de Charly García mostrará el quinto video de su CD. Diamantes , tema de Claudia Sinesi, es el protagonista del clip, dirigido por Fernando Arizaga y con la participación de un grupo de estudiantes de la Universidad de Cine de La Plata. “Lo hicieron en fílmico, así que es más cinematográfico -aclara-. Además, es un regalo y tiene bastante de experimental.”

Exótico. El formato del show reúne las guitarras sintetizadas de Kabusacki, con las acústicas y eléctricas de María Gabriela y los instrumentos de percusión africanos que Samalea recogió en su viaje a Marruecos. “Sí, realmente es algo exótico. Nos divertimos buscándole una definición y optamos por llamarle ecno-punk.”

Después de este show se meterá de lleno en la pre-producción de su próximo disco, que entrará en grabación a mediados de mayo, con la producción de Tweety González.

S.E.

María Gabriela Epumer. Mañana, a la hora 0, en Farfala, Bartolomé Mitre 1552.

Entrada, $ 10. 4382-8293.

LANACION.com

Una gira con altura por las calles de Cuzco

Posted in Entrevistas, María Gabriela Epumer, Say No More on mayo 30, 2008 by nautrus

Viernes 12 de enero de 2001
El mundo en primera persona

Por María Gabriela Epumer
Para LA NACION

En junio de 1999 fuimos con Charly García a tocar en Cuzco. Un viaje bastante largo, vía Santiago de Chile, con escalas varias y muchas horas de tránsito por los aeropuertos.

Hicimos una conexión a Lima, donde aterrizamos casi a medianoche y tuvimos que esperar hasta la mañana siguiente para tomar el último avión.

Al menos, a esas horas, la ciudad parecía bastante densa y los alrededores del Sheraton estaban repletos de lugares extraños y cabarets para turistas.

Yo quería dormir, pero como no tenía demasiado tiempo dejé el equipaje en el hotel y me fui con los chicos del grupo al casino.

Nos sentamos en la mesa de black-jack y anduvimos tan bien que nos pasamos toda la noche jugando.

Cuando finalmente amaneció nos condujeron a un aeródromo muy chiquito y tomamos un avión privado contratado por la organización hasta Cuzco.

Era una avioneta diminuta que definitivamente no inspiraba demasiada confianza, pero milagrosamente llegamos a destino.

Como yo soy algo hipocondríaca, apenas aterrizamos empecé a sentirme un poco mal. Me advirtieron que el malestar se debía a la diferencia de altura y me recomendaron tomar mucho mate de coca, la poción mágica contra el apunamiento.

Gruesos paredones

Nuestro hotel era un viejo monasterio de estilo barroco con paredones muy gruesos.

En la puerta siempre había un grupo de vendedoras de ponchos y platería que apenas llegamos me preguntaron el nombre.

A partir de entonces, cada vez que salía me decían, señorita María, cómpreme esto, cómpreme lo otro, qué lindo le queda a usted, tan blanquita. Y me seguían por todos lados.

Así empecé a caminar por las callecitas de Cuzco, una ciudad colonial muy pintoresca, con la sensación aplastante del soroche (como ellos lo llaman) que parecía empeorar con cada subida y bajada.

Tomaba un mate de coca tras otro, pero no había caso. El lugar era espectacular y yo sentía una prensa que me apretaba la cabeza.

Caminaba dos pasos y me agotaba, me faltaba oxígeno, de noche no podía descansar y tenía pesadillas.

Pero Cuzco es una ciudad mágica. La acústica es muy extraña y no sé si es la energía o qué, pero me hizo sentir una paz muy especial.

Y así llegó la noche del show. El escenario era alucinante, estábamos en medio de los cerros y hacía un frío terrible con temperaturas que descendían bajo cero.

En total fueron tres días y como después de tocar tuvimos que salir muy pronto, me quedé con ganas de llegar hasta Machu Picchu. Visité algunas ruinas por los alrededores, caminé un montón y saqué muchas fotos.

En resumen, a pesar del soroche y el frío que calaba los huesos, fue una experiencia inolvidable.

La autora es cantante, guitarrista y compositora.

“Señorita Corazón”

Posted in A1, Entrevistas, María Gabriela Epumer, Notas, Señorita Corazón on mayo 29, 2008 by nautrus

Jueves 29 de enero de 1998

Maria Gabriela Epumer presenta su primer disco solista

La guitarrista de Charly García presentará el viernes, en Buenos Aires Vivo II, su primer disco solista, “Señorita Corazón”. Esa misma noche tocarán Laura Vázquez, Celeste Carballo y Fabi Cantilo

Las emociones se le juntan y confiesa que es la primera vez que se siente un poco nerviosa. Acostumbrada a tocar ante miles de personas acompañando a otros músicos como Charly García, Celeste Carballo o Los Gauchos Alemanes, María Gabriela Epumer no puede escaparle a la tensión que le provoca el lanzamiento de su primer disco solista “Señorita Corazón” y el show que realizará el próximo viernes en “Buenos Aires Vivo II”, junto con Laura Vázquez, Celeste Carballo y Fabi Cantilo.

Su historia reconoce un pasado musical sumamente rico. Fue inte- grante de ese fenómeno de los 80 que se llamó Viudas e Hijas de Roque Enrol, acompañó como guitarrista a varios de músicos hasta que el mismísimo Charly García la convocó para integrar su banda. Con el giró por todo el país y América latina y participó de los últimos discos del músico.

Ahora es el tiempo de su carrera solista, de componer canciones y poner el cuerpo ante una multitud de almas que, seguramente, poblarán el viernes las adyacencias de Figueroa Alcorta y La Pampa para verla.

Dueña de una particular sensibilidad y una humildad poco frecuente en músicos de su trayectoria, María Gabriela Epumer siente que ha llegado el momento de mostrar su arte acompañada por su banda A1, “porque ser solista no me va -dice- Me gusta el concepto de banda para hacer música, pero no me banco la soledad del solista”.

El disco, que estará en la calle la próxima semana, comenzó a gestarse en abril del año último y se terminó en octubre. Tanto tiempo transcurrido se debió fundamentalmente a los compromisos que tenían los integrantes de la banda y los de la misma Epumer.

Los músicos: “El hueco se debió a que el productor Tweety González tuvo que trabajar con Soda Stereo y yo también tuve que viajar. A fin de abril vino Eric Shermanhon, que grabó los últimos tres discos de Iggy Pop, paras aportar lo suyo.Los temas son del último año y en la banda están los mismos, excepto el baterista que es Damián Cantilo, el hijo de Miguel. El bajista es Miguel y el tecladista Martín. Los dos, antes tocaban en la banda de Antonio Birabent”.

Los miedos y las canciones El disco: “Me cuesta mucho definirlo, pero te diría que básicamente son canciones. Lo que tiene de especial o de diferente es la producción y los arreglos. Trabajamos con samplers y el disco tiene distintos tipos de climas. Las letras son de amor de fin de siglo. Algunas son personales y otras son simplemente historias. No me sale componer letras sociales o de política.

Básicamente escribí sin preconceptos y sin pensar en nada en particular. Escribía y las cosas iban saliendo. Fue una necesidad personal de mostrar mis canciones. Después de tantos años de hacer música con otra gente y llevando adelante experiencias de todo tipo, tenía que hacer esto”.

Los guitarristas: “Toco en función de las canciones y me pareció copado invitarlo a Eric. Quizás otro guitarrista no hubiera invitado a otro violero a tocar en su disco. Y nada… es superpersonal y tocó lo que tenía que tocar. También hay muchas cosas de teclados muy importantes aportados por Matías que es supertalentoso y muy creativo”.

Los miedos: “Me estoy dando cuenta de que tengo miedo. Son como muchas emociones todas juntas, el disco sale la semana que viene y tener la oportunidad de tocar en el concierto de «Buenos Aires Vivo II» es fantástico. Nunca me puse nerviosa para tocar. Yo puedo estar hablando así y después tocar para 100 mil personas, como cuando toco con Charly. Pero ahora es realmente muy distinto”.

Con Fabiana Cantilo y con Celeste Carballo: “Cuando estuve haciendo algunos shows en Memorabilia, las invité para que vinieran y estuvimos haciendo algunas cosas juntas. Nunca había tocado con Fabi Cantilo y esa noche estaba muy contenta. Después la invité a Celeste con la que toqué durante mucho tiempo, además de que es mi tía. Y una noche nos juntamos las tres e hicimos unos temas bárbaros como «De nada sirve», en versión funk que a la gente le encantó. Seguramente, después de que nos pongamos de acuerdo, el viernes vamos a hacer algo juntas”.

Ser mujer en el rock: “Yo no soy feminista ni nada. No sé si es culpa nuestra porque nos dispersamos, pero no entiendo por qué no hay en el rock una artista mujer tan popular y que tenga una presencia como la que tienen Spinetta o Charly. No creo que sea por falta de talento, porque están Fabi y la misma Celeste que como cantante es increíble. No sé a qué atribuírselo”.

Las malas lenguas: “Para mí tocar la guitarra es muy natural y desde los 8 años voy a ver shows. Si alguien se hace drama porque yo toco la guitarra no es mi problema, lo lamento. A veces notás ciertas indirectas y te da un poco de bronca. Pero no me preocupa, lo mejor es ser fuerte. Si te coibís por la primera cosa que te dicen o te sugieren, perdés. Uno se expresa de una forma femenina aunque la música es un idioma universal y va más allá del sexo. Aunque convengamos que a algunas personas, de todas maneras, les molesta”.

El folklore: “Soledad es un fenómeno y me parece que está viviendo algo muy grosso. Ella tiene una comunicación especial con la gente. Las cosas no pasan por tener buena prensa. Hay algo detrás, una comunicación muy directa”.

Con Robert Fripp: “Hice un seminario con Fripp. Estuvo bueno, porque fue algo totalmente distinto. Yo fui sin saber a lo que iba. Quería estudiar y aprender algo con alguien que me pudiera decir algo distinto. Escribí una carta y a los pocos días me aceptaron. Llegué y me encontré con que había que levantarse a las seis de la mañana, meditar, lavar los platos, tocar mucho la guitarra y dormir cinco horas por día. Nos daban mucho trabajo y teníamos que componer cosas muy complejas. Teníamos entrevistas individuales con Robert Fripp, pero lo que te enseña son cosas que están más allá de la música. Incorporás conceptos que los podés tomar o no. A mí me gustaban. Aprendés una afinación distinta de la estándar. Tiene un espectro muy amplio porque la sexta cuerda baja a un Do y la primera sube a un Sol y hay que empezar a estudiar de nuevo. Es un lío. Hay que ponerse a estudiar”.

Con Charly: “Me da mucha libertad y a mí me encanta tocar con él. Si tiene algo pensado te lo dice, pero si no hacés lo que querés. A los que tocan cuerdas siempre les pasa algunos arreglos y a veces te escribe las partes. Pero es muy libre. Nos comunicamos muy bien musicalmente y eso me encanta. Ahora no estamos ensayando, pero en la época en que lo hacíamos tocábamos mucho y estaba bueno. Más de una vez estuvimos como diez horas adentro de una sala. Imaginate, después cuando salís a tocar estás súper afilado. Te hablo de la época en que estaba Samalea, Lupano pero después empezó a variar. Hoy no hay una banda muy estable. En «Señorita Corazón» toco un tema de Charly Garcia que es «No te animás a despegar», que me encanta. Una vez lo toqué en vivo y lo invité a que lo cantará. El flaco se súper emocionó. Le mostré el disco y también le gustó aunque tengo que reconocer que se puso un poco celoso. Así es él”.

Las Viudas…: “Ocupan un lugarcito en mi corazón. Es más, el otro día toqué con Mavi Díaz en el Hard Rock y con las otras chicas hicimos, de sorpresa, tres temas de las Viudas… Siempre es divertido y emocionante. La gente se acuerda mucho de este grupo y cuando toqué en el Hard Rock Café un chico que nos estaba escuchando se puso a llorar adelante nuestro. Nunca nos había visto en vivo y nos dijo que el primer beso se lo había dado a su novia con «Lollipop» como música de fondo”.

El peor tema: “¿El peor tema que compuse?. Nadie lo conoce. Los temas que no me gustan quedan guardados en la portaestudio. Soy súper estricta y una autocrítica fatal. Aunque tengo por ahí un par de momias que no se pueden mostrar”.

Felipe León / LANACION.com

Epumer, Envuelta en una Nueva Fragancia

Posted in María Gabriela Epumer, Notas, Perfume on mayo 28, 2008 by nautrus

Viernes 28 de julio de 2000

La guitarrista presenta su último disco, “Perfume”.

María Gabriela Epumer presentará esta noche, a las 24, en La Trastienda, Balcarce 460, su primer disco solista, “Perfume”. Para esta ocasión, la guitarrista contará con la banda que la acompaña habitualmente, en la que revistan Fernando Kabusacki en guitarra midi, Christian Basso en bajo y Martín Millán en batería, pero también habrá invitados, muchos de los cuales participaron en el disco.

Seguramente estará allí Richard Coleman, que puso su voz en el oscuro “Fuga”, tal vez esté por allí Charly García -que cantó y tocó varios instrumentos en “Ah, te vi entre las luces”, tema suyo, de la época de La Máquina de Hacer Pájaros y que Epumer incluyó en su álbum-.

En el disco también colaboraron Fito Páez, Francisco Bochatón, Claudia Sinessi y hasta Robert Fripp. Muchos de ellos estarán esta noche, menos Fripp, claro, que está de gira con King Crimson.

La relación de María Gabriela con el guitarrista comenzó cuando ella asistió a uno de sus seminarios, en 1996. Hace unos meses, vía Kabusacki, Fripp supo que estaba grabando un álbum solista y quiso escucharlo. Tras recibir una cinta con mezclas provisionales, el inglés se entusiasmó con hacer también su aporte que, debido al trabajo con su banda, se convirtió en un soundscape que funciona como introducción de “Quiero estar entre tus cosas”.

María Gabriela es una trabajadora de la música. Sus proyectos propios -éste, el anterior “Señorita corazón” con su banda A1, el casi de culto “Montecarlo Jazz Ensamble”- no le impiden seguir siendo, a la vez, la guitarrista de Charly García.

De Los Angeles a San Telmo

Pero se hace tiempo para ocuparse de su carrera solista. La ex Viuda e Hijas de Roque Enroll acaba de regresar de Los Angeles, donde actuó en el House of Blues, dentro de la gira Festival Ñ, un esfuerzo latino por difundir artistas en los Estados Unidos. Allí también se contactó con Enrique Bunbury -ex Héroes del Silencio-, con el que posiblemente haga algún trabajo en conjunto.

“Me gusta mucho conectarme con la gente -dice la guitarrista-, me parece lo más interesante de hacer música. Y poder cambiar de estilos, buscar por otros lados”. Del dicho al hecho, María Gabriela tiene en sus planes grabar un álbum junto al ex Peligrosos Gorriones, Francisco Bochatón. “Queremos hacerlo de canciones, pero un poco producidas, con algunos toques electrónicos”. El otro proyecto, que recién se concretaría el año próximo, es junto a la cantante mapuche Beatriz Pichi Malén.

LANACION.com

María Gabriela se Atreve Sola

Posted in Entrevistas, María Gabriela Epumer, Say No More on mayo 27, 2008 by nautrus

Epumer: la guitarrista edita su primer álbum solista, con Charly García, Fito Páez y Robert Fripp como invitados.

A los diez años comenzó a tocar la guitarra. A los trece, ya hacía punteos con una Gibson blanca propiedad de David Lebón y se juntaba todas las tardes con Pedro Aznar, el Mono Fontana y su hermano Lito Epumer, a recrear canciones de Steve Wonder. Dos años más tarde, concretó su primera grabación en un estudio, para el debut solista de María Rosa Yorio y rondando los veinte abriles, logró sacudir a la escena rockera con las desprejuiciadas Viuda e Hijas de Roque Enroll.

Luego, al igual que Rodolfo -el de los hermanos Orozco-, tocó con todos: desde Charly García -del que se convirtió en guitarrista oficial- hasta Fito Páez, participó en proyectos que la vincularon con varios de los músicos más representativos del rock local.

Ahora, María Gabriela Epumer decidió que había llegado el momento de largarse sola y ya tiene un interesantísimo segundo álbum en el que la palabra solista pierde un poco su significado literal.

Para la grabación contó con la participación del inglesísimo Robert Fripp -el rey carmesí de la legendaria banda King Crimson-, Charly García, Fito Páez, Emmanuel Horvilleur de los Illya Kuryaki & The Valderramas, Francisco Bochatón, Richard Coleman, Fernando Samalea y Fernando Kabusacki, entre otros. Además, versionó una canción de Luis Alberto Spinetta, una de La Máquina de Hacer Pájaros y otra de Daniel Melero.

Perfume de mujer

En el hermoso departamento que comparte con su novio, el secretario de Cultura y Comunicación Darío Lopérfido, Epumer le anticipó a La Nación cómo será “Perfume”, el disco que se editará en apenas diez días. Además, habló de sus inicios, de Charly García, “El álbum tiene muchas licencias -asegura la guitarrista-, no me até a nada. Son dieciséis temas, de los cuales tres, son covers: “Ah, te vi entre las luces”, de La Máquina de Hacer Pájaros; “Canción para los días de la vida”, de Spinetta, y “Quiero estar entre tus cosas”, de Melero. Son canciones que siempre me gustaron. Los dos primeros especialmente desde mi adolescencia y entonces, fue como darme un gusto muy personal”.

-Como el de incluir un soundscape de Fripp.

-Sí, por supuesto. Aunque fue medio casual. Kabusacki -que forma parte de la banda estable de Epumer- le contó a Fripp que estábamos grabando, y le preguntó si le interesaría participar. Le mandé una copia de las canciones y al tiempo la devolvió con la grabación. Compuso unos sonidos increíbles para el comienzo de “Quiero estar entre tus cosas”.

-El disco, por todos los invitados, huele a seleccionado argentino de rock. ¿Cómo lograste juntar a tantos artistas de primer nivel?

-Se fue dando. Algunos pasaron por el estudio de casualidad y los sumé. Y a otros los llamé porque me parecía que para determinadas canciones, eran los ideales. Creo que un álbum como éste es atípico más que nada por los egos que suelen haber alrededor de cada artista. “Perfume” es como un disco de invitados, en el que hago de anfitriona.

El álbum resulta de lo más ecléctico: canciones oscuras -“Fuga”, a dúo con Coleman-, bossa nova -“Desierto corazón”-, pop eléctrico -“Perfume” y “Otro lugar”-, funk -“Sus ropas”, con letra de Horvilleur-, foxtrot -“El foxtrot”- y jungle -“Primera luz”-, son algunos de los ritmos y géneros con los que la guitarrista juega y sorprende.

En el planeta Charly

Para Epumer, éste es el verdadero comienzo de su carrera solista. Porque si bien ya había experimentado, dos años atrás, un proyecto más personal con el grupo A1, ella no lo cuenta como tal.

“La experiencia fue muy buena -remarca-, pero ahora es como que me siento más libre. A pesar de todo, el de A1 no fue un disco solista. Y hasta este momento, no me había decidido a largarme sola. Me gusta mucho aunar fuerzas y por eso una banda siempre me pareció más enriquecedora.” Cuando la charla deriva en anécdotas y vivencias junto a su amigo íntimo Charly García, Epumer sonríe con ternura: “¿Cómo convivo con el planeta Charly?, básicamente, me divierto con él. Estar con Charly es como estar en el ojo de la tormenta. Intensidad todo el tiempo. Pero a la vez es aprendizaje, tanto en lo estrictamente musical como en cosas de la vida misma. Lo admiro mucho y lo quiero un montón.

-¿Qué significaron las Viudas en tu carrera?

-El grupo con el que el público me conoció como personaje y no quizá como guitarrista. Ninguna de las cuatro tenía un lugar de lucimiento. Muy a pesar de que tocábamos cosas difíciles. Todos nos subestimaban, pero eran ritmos difíciles de tocar. Pero me gustaba y me redivertía porque con las chicas fue como una fórmula mágica. Nos divertíamos, ganábamos plata y poníamos nerviosos a algunos músicos que, por prejuiciosos, nos mandaban a lavar los platos.

-¿Y cómo te ves a vos misma dentro del rock local?

-Como una chica muy trabajadora y perseverante en busca de la música, y no de la fama o de vender 80 mil discos. Soy como una hormiguita que, muy despacio, llega finalmente a sus objetivos.

Viernes 14 de abril de 2000 / LANACION.com

El perfume de las canciones

Posted in María Gabriela Epumer, Notas, Perfume, Say No More on mayo 26, 2008 by nautrus

La guitarrista y cantante concretó un notorio opus 2 solista, versionando a Spinetta, Charly y Melero, entre otras varias delicadezas.

Después de “Señorita corazón”, Epumer encontró en “Perfume” un vehículo ideal para sus canciones.

Por Eduardo Fabregat / Página12.com

En la tapa la mujer está con la cara toda azul. Adentro, la mujer canta un clásico más o menos oculto del rock argentino, y es la última frase del disco: “Ah, te vi entre las luces/ con tu cara toda azul”. Cuando suena esa frase el viaje está terminando, y a esa altura la mujer puede darse el lujo de incluir el tercer cover a modo de homenaje, nunca como gancho: en algo más de una hora ya demostró lo suficiente.

La mujer es María Gabriela Epumer y el disco es Perfume, y la música hace el resto.

Desde aquellos lejanos tiempos de Viuda e Hijas de Roque Enroll, Epumer supo construir un prestigio que hizo olvidar toda artificiosidad pop, y fue colgando medallas en su guitarra. Su primer intento solista, Señorita corazón, ya había dado suficientes pruebas de que era mucho más que aquella chica maquillada y que –posteriormente– “la guitarrista de Charly García”, pero este disco viene además a reconfirmar sus dotes como escritora de canciones.

Vale como muestra la serena melancolía de “Desierto corazón”, una bossa escrita a dúo con el ex Portuaria Christian Basso y cantada con Francisco Bochatón, pero también el aire lúdico de “Tierra mojada” y “Foxtrot”, el vals tecnológico “Angel” o la redondez melódica de “Perfume”, con cuerdas y las guitarras combinadas de Epumer y Fernando Kabusacki para abrir el disco.

Ese recorrido, además, reconoce estaciones ajenas, pero que encuentran un buen vehículo en las versiones de la guitarrista. La primera perla llega con una canción para la que hay que tener –valga la paradoja– muchos cojones para atreverse. Pero el mismo Luis Alberto Spinetta estuvo en el estudio cuando Epumer puso las voces en “Canción para los días de la vida”, una de las piezas más bellas de A 18’ del sol.

En un extremo estilísticamente opuesto, resulta curioso encontrar a Mr. Robert Fripp haciendo la introducción a un tema de Daniel Melero (“Quiero estar entre tus cosas”, en una versión delicadamente bella).

El clásico de La Máquina, quedó dicho, sirve como apropiado cierre, con el mismo García grabando todo en una sola toma.

De cualquier modo, los covers elegidos por María Gabriela son al cabo pinceladas de un disco que se defiende solo, y que encuentra su punto más alto en la oscura “Fuga”, en la que las voces de la guitarrista y Richard Coleman –y el bandoneón de Fernando Samalea– complementan sus colores para una melodía que parece quedar suspendida en el aire, flotando como el más encantador perfume. De eso se trata. Perfume de música.

Los Amigos de Mapu: Andrea Alvarez

Posted in Amigos de Mapu, Viuda e Hijas de Roque Enroll on mayo 25, 2008 by nautrus

Andrea Alvarez es una artista a la vez de vanguardia y popular.

De vanguardia porque fue la primer percusionista y baterista mujer -casi la única a la fecha que participó con gran continuidad y protagonismo en el rock nacional.

Y por haber integrado la primer banda de mujeres de rock junto a Maria Gabriela Epumer y Claudia Sinesi (Rouge) y el primer gran éxito de una formación de ese género, Viuda e Hijas.

Popular porque fue protagonista como música profesional de eventos multitudinarios con artistas de envergadura en escenarios nacionales e internacionales.

Basta examinar su trayectoria para encontrarse con todos los artistas que la invitaron para enriquecer su música y formar parte de sus proyectos en vivo y en grabaciones, lista que muestra, asimismo, su gran ductilidad ya que se trata de artistas muy diferentes entre sí.

Charly García, Divididos (tanto como baterista suplente como percusionista), Soda Stereo (como percusionista por tres años incluyendo largas giras y grabado tres discos) son algunos de estos nombres, y más allá del rock: Celia Cruz, Tito Puente y Alex Acuña.

Incansable buceadora y perfeccionista, estudio batería (con Lito Vitale, Horacio Gianello y Fernando Martínez) y percusión (con Bam Bam Miranda, y Pocho Porteño), tanto en Argentina como en Estados Unidos donde vivió tres años (percusión con Frank Malabe y Johny Almendra, batería con Kenwood Dennard y shequere con Madeleine Yayodele Nelson) y también composición (en la Universidad de La Plata) y canto (con Liliana Vitale, Any Grunwalt y Esteban Sielicki).

Más adelante vuelca sus conocimientos a la enseñanza, a través de cursos, clases y clínicas para los productos que representa (Latin Percusion, Paiste y Evans), tarea que continúa actualmente.

La maternidad la mantendría alejada un par de años de los escenarios, por propia decisión y sólo dedicada a la docencia, pausa que interrumpe para participar en el concierto despedida de Soda Stereo en River en 1997.

Tras elaborar y madurar una creación personal, Andrea decide que 1999 es el año para volver a los escenarios, con un proyecto propio fuerte y vital, y aportando la energía femenina por excelencia en la percusión. En este mapa se anima a abarcar todo el universo creativo desde la composición al canto y la ejecución hasta la dirección de las cuatro interpretes mujeres que ella también ha entrenado. Funda Pulsomadre, grupo en el que dirige a cuatro percusionistas femeninas y un tecladista, y con el que se presenta tocando sus propias canciones. Realiza un video en forma independiente del tema 40 minutos, dirigido por Elian Galiese.

ANDREA ÁLVAREZ SOLISTA

A partir del año 2000 -y en compañía del joven productor Emilio Haro- empieza a dar forma a lo que será su primer disco: un viaje por el universo de la sensibilidad, la intuición y la sensualidad femenina, tomando las raíces étnicas y rústicas que presentan los instrumentos de percusión para fusionarlos con la electrónica del futuro. El material se encuentra editado por DBN y cuenta con la participación de Gustavo Cerati, Erica García y Zeta Bosio, entre otros. Andrea se encarga de la dirección, los arreglos de percusión y las voces, además de la composición de los temas. Emilio Haro es el encargado de la producción, ejecución de teclados y composiciones armónicas.

En el año 2003, y después de haber presentado su primer disco junto a Pablo Paz y Enrique Casal, decide grabar un EP con dos temas y sus respectivos videos (uno de ellos es una versión de Entre Caníbales de Soda Stereo). El disco, también producido junto a Emilio Haro, es editado y distribuido por Pop Art.

Ese mismo año, Andrea define el rumbo musical con un nuevo trío: Mauro Quintero en guitarra, Franco Fontanarrosa en bajo y ella en batería, percusiones y voz. Con este grupo se encuentra componiendo temas de lo que será su próximo disco.

DORMIS?

A partir de esta nueva formación Andrea encuentra un sonido que la impulsa a componer.

Nacen asi los temas de” Dormis?”su nuevo disco que la confirma como compositora y cantante.

Nuevamente en compania de Emilio Haro en la producción pero ya con la participación de Mauro , Franco en los arreglos y Ella misma en la direccion general del proyecto graban el nuevo disco junto al tecnico Hernan Agrasar, quien junto a Andrea tambien se encarga de las mezclas.

El disco es masterizado por Eduardo Bergallo en Mr Master..

2006 es el año del lanzamiento de” Dormis?” editado por Pirca Records y distribuido por Universal Music.

ACTIVIDADES PARALELAS

Además de dedicarse a la docencia, a partir del 2004, Andrea incursiona en la música electrónica, tocando junto DJ Buey, DJ Ale Lacroix y DJ Mosca, en sus diferentes sets. Y como siempre, colaborando en distintos proyectos musicales como sesionista en percusión y canto: Patricia Sosa, Nativo, Attaque 77, entre otros.

ESTUDIOS
Nueva escuela de Música (Norman Monk)
Conservatorio Julián Aguirre
Universidad de Bellas Artes de La Plata (composition, 1 year)

Batería: Lito Vitale, Horacio Gianello, Fernando Martinez, Kenwood Dennard

Percusión: Frank Malabe, Johny Almendra, Pocho Porteño, Bam Bam Miranda, Madeleine Yayodele Nelson

Canto: Lucy Saborido, Liliana Vitale, Any Grunwalt, Laura Hatton, Iris Guiñazú, Esteban Sielick

TRAYECTORIA COMO MUSICO PROFESIONAL
ARTISTAS CON LOS QUE PARTICIPÓ EN SHOWS EN VIVO:

Daniel Volpini, Viuda e Hijas, Celeste Carballo, Los Guarros, David Lebón, Juan Carlos Baglietto, Rubén Goldín, Alejandro Lerner, Soda Stereo, Divididos, Celia Cruz, Tito Puente, Alex Acuña, Los Rodríguez, Charly García, Los Siete Delfines, Memphis La Blusera, Los Brujos, Ulises Butrón, Patricia Sosa, Attaque 77, Los Tipitos, Carajo, entre otros.

ACTUALIDAD:
Andrea se encuentra preparando su nuevo disco.
El sucesor de “Dormis?” tendra como productor a Jim Diamond
que desde Detroit viaja especialmente para preproducir y grabar el disco del 26 de mayo al 10 de Junio. Luego de lo cual Andrea viaja a su estudio para terminar juntos la post produccion y la mezcla.

andreaalvarez.com