Archive for the Notas Category

Se fue la dama del rock

Posted in María Gabriela Epumer, Notas on junio 29, 2008 by nautrus

Descendiente de Ceferino Namuncurá, nieta de caciques ranqueles, luchadora por los derechos aborígenes, María Gabriela Epumer murió el martes a la mañana luego de sufrir un repentino paro cardiorrespiratorio a los 39 años. Dejó una historia de canciones y bandas que, con los años, se convirtieron en pequeños clásicos. Junto a las Viuda e hijas de Roque Enroll, Luis Alberto Spinetta, Celeste Carballo y, más que ningún otro, a Charly, trazó un camino único e irrepetible de artista íntegra.

Se desvaneció en el taxi, cien metros antes de llegar al Hospital Francés. Su novio, Juan Manuel, la cargó en brazos hasta el puesto de guardia. El florista que atiende el kiosco de la calle La Rioja fue testigo de la escena: “Eran las diez de la mañana, parecía desmayada…”, describe. Inmediatamente después, dos médicos clínicos comprobaron que su cuerpo ya no presentaba signos vitales y confirmaron el paro cardiorrespiratorio. Le practicaron ejercicios de reanimación durante más de cuarenta minutos, pero no obtuvieron respuestas. María Gabriela Epumer -fundadora de Viuda & Hijas de Roque Enroll, guitarrista y cómplice de Charly García durante la última década, hermana del talentoso músico Lito Epumer, sobrina de la genial Celeste Carballo, y ex del secretario de Medios Darío Loperfido- murió el 31 de junio del 2003, a los 39 años.

María Gabriela había nacido el 1º de agosto de 1963, bajo el signo de Leo. Fue la menor de tres hermanos, Lito y Claudia. Una rareza del rock, un personaje infrecuente. De apellido Epumer, como su padre y como su abuelo Juan, guitarrista del legendario Agustín Magaldi, y su tatarabuelo, el cacique ranquel Epumer, directamente vinculado con Ceferino Namuncurá, de cuya familia ella descendía. El torrente de sangre india que le corría por el cuerpo la llevó, más de una vez, a solidarizarse con la causa aborigen, a levantar la voz reclamando el regreso de las tierras arrebatadas, a cantar y a tocar en busca de lo que ella llamaba “un poco de justicia”.

Su familia, la historia entera de su familia, está cruzada por la música: Lito Epumer, su hermano, integró la última formación de Spinetta Jade y también acompañó al Flaco en Madre Atómica. Y su tía Celeste Carballo, claro, la figura sustancial que más influyó artísticamente en su carrera, de quien tomó la fuerza y la decisión necesarias para animarse, siendo mujer, a escribir su propia historia. Dos amigos, Claudia Sinesi y el Mono Fontana, le ofrecieron debutar en una banda llamada Los desconocidos de siempre. Ella aceptó, a pesar de sus 13 años. En rigor, había aceptado mucho más que una participación en un grupo. Había aceptado -aún no lo sabía- caminar el camino del arte, más específicamente de la música, más específicamente del rock.

Jorge Martínez Carricart

Gente Online

Anuncios

Murió la guitarrista y cantante de rock María Gabriela Epumer

Posted in María Gabriela Epumer, Notas on junio 28, 2008 by nautrus

Martes 01 de Junio del 2003

Llegó al Hospital Francés con un paro cardíaco, del que se desconocen las causas. Hace poco había iniciado su carrera como solista, pero se destacó por ser la guitarrista de Charly García.

-Como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, ayer a la mañana murió la guitarrista de rock María Gabriela Epumer, que en agosto iba a cumplir 40 años. Había empezado su carrera profesional a los 16 años y hacía casi una década que formaba parte de la banda de Charly García.
“Fue un paro cardiorrespiratorio por causas desconocidas”, le confirmaron a Clarín los médicos del Hospital Francés, que en vano intentaron reanimar a Epumer. Al ser calificada como “muerte dudosa”, tras tomar intervención la Justicia se ordenó la autopsia del cuerpo.

Según le contó a Clarín un amigo de la guitarrista, “María Gabriela se venía sintiendo mal desde hacía una semana… Estaba con gripe o algo así”. Otro allegado a Epumer dijo que “María Gabriela, casi empujada por su novio, se hizo un electrocardiograma y un análisis de sangre el sábado pasado”, estudios que habían dado resultados satisfactorios.

Siempre en base al relato reconstruido por amigos de la guitarrista, ayer a la mañana María Gabriela se descompuso. Su novio, Juan Manuel Manfroni, y el padre de él la llevaron en auto hasta el Hospital Francés, en el barrio de San Cristóbal, donde ingresó ya inconsciente.

Comentarios surgidos del entorno de Epumer insistieron en que, probablemente, la cantante venía arrastrando una gripe, desde que se presentara a mediados de mes en Santa Rosa, La Pampa.

“Después de esas presentaciones, María Gabriela volvió a Buenos Aires con una gripe muy fuerte y temperatura muy alta como producto de un golpe de frío, pero ya estaba mejor”, le dijo a Télam Carolina Topatigh, la jefa de prensa de la cantante y guitarrista.

Entre todas las voces consultadas, hubo una descripción unánime: de perfil bajo, lejos de los escándalos, vegetariana y practicante de yoga, María Gabriela rompía con el estereotipo del rockero construido por el imaginario popular.

Integrante de una familia consagrada a la música, la ex componente del grupo “Viuda e hijas de Roque Enroll” tenía una vida muy tranquila, rutina que rompía para presentar sus shows solistas o para acompañar a Charly García. Ayer, distintos allegados al músico lo describieron como “desolado y desesperado” tras enterarse de la muerte de su amiga.

La exposición pública en las páginas sociales de los medios no le preocupaba, al punto de haber salido indemne de los comentarios que provocó, años atrás, su noviazgo con Darío Lopérfido, el ex vocero de Fernando de la Rúa.

María Gabriela Epumer había debutado a los 16 años, acompañando a María Rosa Yorio, ex mujer de Charly García. De tímida nomás, Epumer tocó la guitarra con los ojos cerrados para no enfrentar al público.

Anoche se esperaba el resultado de la autopsia. Luego, sus restos iban a ser velados en Acevedo 1120.

Averlo.com

Inhumaron los restos de María Gabriela Epumer

Posted in María Gabriela Epumer, Notas on junio 27, 2008 by nautrus

1 de julio de 2003

Familiares y amigos despidieron a la guitarrista en el cementerio porteño de Chacarita; la artista falleció ayer como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio.

Los restos de la guitarrista y cantante María Gabriela Epumer fueron inhumados esta mañana en el cementerio porteño de la Chacarita, en medio del dolor de un nutrido grupo de familiares -entre ellos su hermano Lito-, amigos y músicos.

Charly García, Luis Alberto Spinetta y Fito Páez estuvieron entre los destacados intérpretes que pasaron por el velatorio que se realizó toda la noche en una casa de la calle Acevedo al 1100 de Capital.

También le dieron el último adiós el músico Fabián Von Quintiero, Claudia Sinesi, y Juan Namuncurá.

Epumer falleció ayer a los 39 años, de un “paro cardiorespiratorio no traumático pero dudoso” en el hospital Francés de esta capital, según informaron los médicos.

Entre llantos, un integrante del cortejo gritó a los reporteros gráficos: “paren de sacarle fotos, necrófilos. No la fueron a ver a los recitales y vienen aquí”.

La caravana partió a las 9.30 de la casa de sepelios seguida por amigos y fans, y a las 10 llegó al cementerio, donde se rezó un emotivo responso en la capilla de lugar.

El féretro fue llevado por su novio, Juan Manuel, y por uno de sus músicos, Fernando Kabusacki, y despedido por amigos como la “Negra Poly” (manager de los Redonditos de Ricota), la fotógrafa Nora Lezano, y la manager de Epumer, Carolina.

También acompañó el cortejo la cantante Sandra Mihanovich.

El féretro fue cubierto por un estandarte regalado por Charly García que llevaba su nombre y el dibujo y mensaje de “Say no more”.

Además se colocó una notable cantidad de coronas, enviadas por amigos, músicos y familiares.

Fuente: DyN
LANACION.com

Falleció la guitarrista María Gabriela Epumer

Posted in María Gabriela Epumer, Notas on junio 26, 2008 by nautrus

Lunes 30 de junio de 2003

La artista, que integró el grupo Viuda e hijas de Roque Enroll y la banda de Charly García, sufrió esta mañana un paro cardiorrespiratorio; el próximo 30 de julio iba a cumplir 40 años.

La guitarrista, compositora y cantante María Gabriela Epumer falleció esta mañana, a los 39 años, como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio en el Hospital Francés, donde había acudido para atenderse por una dolencia causada por una bronquitis, luego de realizar una gira por la provincia de La Pampa y la ciudad bonaerense de Mar del Plata.

Los facultativos del hospital confirmaron ese diagnóstico y agregaron que la cantante llegó a las 10 de la mañana, momento en el cual “se le realizaron maniobras de resucitación habituales y de avanzada, con resultado negativo”.

Luego se constató “el deceso de la paciente a las 11 de hoy”, añadieron.

Sobre las causas de la muerte, el parte médico sostuvo que fue “un paro cardiorrespiratorio de causa desconocida, por lo que se dio intervención policial y de ahí en más el Poder Judicial será el que llevará la causa”.

En cuanto a si los familiares le refirieron algún antecedente, el médico afirmó que “por los datos recabados no se constató ningún antecedente clínico ni cardiológico por lo que se considera que es una muerte dudosa”.

La artista, que el próximo 30 de julio iba a cumplir 40 años, estaba últimamente abocada a promover su carrera como solista.

Epumer comenzó su carrera profesional a los 16 años cuando ingresó a la banda de María Rosa Yorio, pero su mayor reconocimiento llegó cuando integró Viuda e hijas de Roque Enroll, banda que se convirtió en un hito de la historia del rock argentino por ser el primer grupo integrado sólo por mujeres.

También trabajó con Fito Páez, Luis Alberto Spinetta y Celeste Carballo, pero desde 1992 se integró a la banda de Charly García con quien grabó discos y tocó en vivo en todas las presentaciones del popular cantante.

En 1995 fundó su banda A1 y grabó el disco “Señorita Corazón”, en 2000 editó “Perfume” y en 2001 “Pocketpop”.

Hacia fines de 2002 comenzó la grabación de su cuarto disco solista, The Compilady, un compilado de rarezas que incluye nuevas versiones electrónicas de sus canciones, canciones nuevas y remixes y de los mejores discos de su carrera.

En enero de 2003, María Gabriela editó ese disco de manera independiente y durante este año se dedicó a la presentación y difusión de su nuevo trabajo.

LANACION.com

Sorpresivo adiós a María Gabriela Epumer

Posted in María Gabriela Epumer, Notas on junio 25, 2008 by nautrus

Martes 1 de julio de 2003

La guitarrista de Charly García falleció ayer, a los 39 años

Ayer por la mañana falleció la guitarrista y cantante María Gabriela Epumer, como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio cuyas causas se desconocían al cierre de esta edición pero se espera que queden establecidas luego de la realización de una autopsia. Epumer, de 39 años, había regresado de una gira por Mar del Plata, Tandil y La Pampa con una fuerte bronquitis. A causa de esa dolencia, la guitarrista había decidido acudir ayer por la mañana al Hospital Francés, pero falleció al llegar. Las maniobras de resucitación que le practicaron los médicos fueron inútiles.

La sangre ranquel que corría por sus venas se revelaba en sus pómulos marcados, en sus silencios largos y, sobre todo, en su particular estilo de tocar la guitarra y componer sus canciones. También, posiblemente, fue lo que le permitió ser una de las cuatro integrantes de Viuda e Hijas de Roque Enroll, aquella disparatada banda de los años ochenta, y, durante los últimos diez años, ser la guitarrista infaltable de Charly García

El tatarabuelo de María Gabriela era un cacique de la tribu ranquel, al que incluso Lucio V. Mansilla le dedicó un capítulo de “Una excursión a los indios ranqueles”. Pero, más cerca en el tiempo, fue la música la que rodeó su infancia, que transcurrió entre un abuelo guitarrista de Agustín Magaldi, un hermano, Lito, mayor y guitarrista y la tía, Celeste Carballo.

Entonces, recordaba, era tímida, muy tímida y, a la hora de las reuniones familiares en la casa de Villa Devoto, en la que cada integrante mostraba sus aficiones o destrezas musicales, ella se escondía en algún rincón para evitar la exposición.

Pero la música pudo más que la timidez. A los 10 años comenzó a estudiar guitarra y, a los 16, ya comenzó su carrera profesional al ingresar en la banda de María Rosa Yorio y grabar en el álbum “Con los ojos cerrados”.

A partir de entonces su carrera fue de vértigo. Un vértigo al que ella se subió sin perder esa calma que la caracterizó, esa mirada profunda con la que parecíacontemplar el mundo para convertirlo, después, en música, a través de las notas que elegía en su guitarra.

A principios de los 80, con Claudia Sinesi y Andrea Alvarez formó el grupo Rouge, y en 1983, Viuda e Hijas de Roque Enroll. Con la incorporación de Mavy Díaz y Claudia Rufinatti -y Alvarez como invitada- formaron una de las bandas más desopilantes y exitosas de la época. Las divertidas e interesantes versiones de temas como “Lollypop” y “Bikini a lunares amarillos” sumado al look sobrecargado y kitsch de su vestuario de cómic futurista las convirtieron en un fenómeno.

Tras cinco años, tres discos (el segundo, “Ciudad catrúnica”, vendió 200 mil copias) y llenar el Luna Park, el sello discográfico con el que trabajaban desapareció y la banda se disolvió. Con Sinesi formaron Maleta de Loca, que sólo grabó un álbum. Ya entonces, y más allá de ese aspecto juguetón de las Viudas, María Gabriela era reconocida como guitarrista e invitada a participar en discos o actuaciones por Fito Páez, Luis Alberto Spinetta y Celeste Carballo, entre otros. Pero fue con Charly García con quien realizaría la sociedad musical más prolongada. En 1994 participó en la grabación de “La hija de la lágrima”, al que seguirían “Cassandra Lange”, “MTV Unplugged”, “Say No More”, “El aguante”, “Demasiado ego” e “Influencia”.

Una sociedad en la que Epumer parecería nivelar los torbellinos que genera García. “Me divierte estar con él. Es como estar en el ojo de la tormenta. Intensidad todo el tiempo y a la vez, aprendizaje, tanto en lo musical como en cosas de la vida misma”, dijo de la relación entre ambos.

En paralelo mantuvo su carrera solista. En 1994, con una banda, A1, grabó “Señorita Corazón”, al que siguieron, ya solista, “Perfume” (2000), “Pocketpop” (2001) y, hace unos meses, “The compilady”. En 1996 asistió al seminario para guitarristas que dictó Robert Fripp, quien luego participó en su álbum con A1. Un año después fue una de las generadora del disco Montecarlo Jazz Ensamble, que unió músicos de rock y de jazz a beneficio de las comunidades aborígenes.

Por entonces, la siempre tímida guitarrista se vio asediada por la exposición mediática, debido a su relación con el ex secretario de Cultura Darío Lopérfido, que se extendió por tres años, hasta 2000.

La muerte la encontró en pleno trabajo. Acababa de regresar de una gira por el interior, con su banda que integraban Matías Mango, Fernando Kabusacki, Lautaro Guida y Silvio Otolini. “Soy una chica trabajadora y perseverante en busca de la música y no de la fama o de vender 80 mil discos. Soy como una hormiguita que, muy despacio, llega finalmente a sus objetivos.”

Adriana Franco

LANACION.com

Un pequeño homenaje a María Gabriela Epumer

Posted in María Gabriela Epumer, Notas on junio 24, 2008 by nautrus

Viernes 26 de diciembre de 2003

María Gabriela Epumer – Angel rockero (1963-2003). Un pequeño homenaje a la guitarrista, cantante y alma gemela de Charly García.

LANACION.com

Coherencia hasta para morir

Posted in María Gabriela Epumer, Notas on junio 23, 2008 by nautrus

Viernes 4 de julio de 2003

Daniel Amiano

Hace varios días, varias noches, que uno intenta encontrar alguna explicación. Un gesto -aunque más no sea- que ayude a justificar la pérdida, el adiós, eso que nunca tenemos muy en cuenta porque la vida siempre ofrece cosas más importantes en las cuales concentrar las energías, aunque desde siempre se sepa que andamos custodiados por la muerte, el único destino verdadero.

Hace varios días que el abrupto adiós de María Gabriela Epumer resuena como una injusticia. No, no es justo que ya no esté. No es justo que sus ojos ya no puedan transmitir ese silencio insondable. No es justo que su sencillez ya no pueda hacer trastabillar a esas ansiedades que se alimentan de actos superficiales. No es justo que ya no pueda hacer música. No es justo que ya no esté para soñar un nuevo proyecto. No es justo que ya no pueda llamar, cada tanto, para ver cómo van las cosas.

Gabi no tenía la estatura de una estrella de rock porque quería, sencillamente, hacer música. La exposición pública no era su fuerte. Sólo quería subir a un escenario para jugar con su guitarra. Ninguna exhibición, ninguna hipocresía. Demasiada sencillez para un ambiente tan supersticioso.

* * *

Hace varios días, varias noches, que los amigos y aquellos que la conocieron se mueven con la sensación de que no es justo que Gabi se haya ido así, tan de repente. Y con la casi certeza de que, otra vez, no quiso incomodar a nadie.

Hace unos días, Adriana Franco nos refrescaba algunas palabras de Epumer que la describen cabalmente: “Soy una chica trabajadora y perseverante en busca de la música…”

Ningún otro músico estuvo diez años al lado de Charly García. Y es sólo un ejemplo.

Con las Viudas, con Charly o como solista fue siempre ese eje diferente, ese espacio donde la adrenalina que caracteriza al rock se convertía en un rincón de calidez. Calidez que no impidió la audacia en la necesidad de buscar un lenguaje propio.

* * *

Hace varios días que el corazón de María Gabriela, nieta de un cacique ranquel y una de las pocas guitarristas de rock que jugaron en primera, no resistió y se detuvo justo antes de que los médicos pudieran socorrerla.

Hace ya varios días, varias noches, que flota la sensación de que no, no es posible. Y esa casi certeza de que, otra vez, no quiso incomodar a nadie.

LANACION.com