Archive for the Viuda e Hijas de Roque Enroll Category

Sólo nos quieren para eso – Viuda e hijas de Roque Enroll

Posted in María Gabriela Epumer, Videos, Viuda e Hijas de Roque Enroll on agosto 20, 2009 by nautrus


Subido a YouTube por boxitraci0 con el siguiente comentario:

El Boxitracio presenta: Los VHS`s que estaban en un baúl en el altillo (o Antropología de Rock Argentino)

El sonido no esta del todo bien (el operador ahora tiene una ferreteria) pero creo que los sombreros merecen un lugar destacado

Banda:

Claudia Ruffinatti: teclados
Claudia Sinesi: bajo
María Gabriela Epumer: guitarra
Mavi Díaz: voz
Rolo Rossini: batería
Marcelo Huertas: teclados

Su Tatuaje

Posted in María Gabriela Epumer, Viuda e Hijas de Roque Enroll on junio 19, 2008 by nautrus

No recuerdo en donde lo lei, me parece que en algún Fotolog, justamente sobre el tatuaje que María Gabriela Epumer tenia en el hombro. Este mismo tatuaje se lo hicieron todas las integrantes de Viuda e Hijas de Roque Enroll, era el simbolo más representativo de la feminidad: las trompas de falopio.

Esto demuestra la unión que habia entre ellas, aún muchos años después de desintegrar a las Viudas, aún después de que Mapu se fué. Andrea Alvarez comento de María Gabriela a mediados del 2006, “Con la muerte de María Gabriela Epumer se fue una parte de mí. Fue muy fuerte y doloroso, a mí la muerte nunca me había tocado tan cerca. Y que fuera una amiga querida, una persona joven que no había terminado con sus cosas, que no había sido madre… me hizo sentir necesidad de hacer, de concretar”.

Comentarios de María Gabriela integrante de Viudas sobre un Festival de 1987

Posted in María Gabriela Epumer, Viuda e Hijas de Roque Enroll on junio 12, 2008 by nautrus

Festival de La Falda: Córdoba, Argentina (Festival La Falda)
21/02/87

Bandas: Sumo, Viuda e Hijas de Roque Enroll, Metrópoli, GIT y Virus.

Set: Reggae de Paz y Amor, Debede, Nextweek, Regtest, Virna Lisi, Divididos por la Felicidad, El Ojo Blindado, Estallando desde el Océano, La Rubia Tarada, Yo Quiero a Mi Bandera, Mejor no Hablar de Ciertas Cosas.

Notas: Memorable show con un Luca muy predispuesto e interactivo con el publico. El Ojo Blindado esta dedicado a la novia de Luca Monica Stromp. Fue un Festival con gran cantidad de disturbios.

Comenta María Gabriela Epumer: “El recuerdo más patente que tengo del Festival de La Falda son los escupitajos que recibí”, quien tocó con Viuda e Hijas de Roque Enroll en la edición de 1987. “Tengo imágenes borrosas, pero fue una especie de Sarajevo: hubo gases lacrimógenos, corridas, gente que se robaba instrumentos”, continúa Epumer.

“Uno se llevaba un teclado DX7 abajo del brazo y los músicos estábamos parapetados en los hoteles, sin poder salir a la calle. No sé bien qué pasaba, porque había artistas de todos los estilos, pero a la gente parecía no gustarle nadie. El festival duraba tres días y todos tomaban mucho alcohol, supongo que eso ayudaba para que hubiera problemas. Fue un desastre, y algunos músicos la pasaron muy mal. Al bajista de Metrópoli le pegaron un botellazo en el hombro y a Miguel Mateos le tiraban naranjas”. A las Viudas no les acertaron con ningún proyectil, aunque tampoco era muy agradable para ellas tocar y que todo el público les gritara “Viudas culeadas, putas reventadas”. Hubo cruces espontáneos entre los músicos.

El minishow de Charly García en la edición 1987 fue uno de los más recordados. El bajista y productor Cachorro López, recuerda que “Charly enganchó a los amigotes y organizó un ensayo en un baño”. “Tocamos con los ojos llenos de lágrimas, pero de la risa. Encima, estrenamos un tema que después fue un hit, fue inolvidable”.

De una pagina con todos los conciertos de Sumo en 1987.

Mujeres del Rock (Argento)

Posted in María Gabriela Epumer, Videos, Viuda e Hijas de Roque Enroll on junio 7, 2008 by nautrus

Las pioneras del Rock de Argentina, entre ellas por supuesto, Viuda e Hijas de Roque Enroll con una mención especial y comentarios de María Gabriela Epumer. Además de Fabiana Cantilo, María Rosa Yorio, Gabriela, Celeste Carballo y Patricia Sosa, cantante de La Torre.

Incluye un fragmento de Bikini a Lunares Amarillos de Las Viudas… ¡¡¡Hey, alguien en el mundo debe de tener ese video, por favor compartanlo, queremos verlo en YouTube!!!.

Los Amigos de Mapu: Andrea Alvarez

Posted in Amigos de Mapu, Viuda e Hijas de Roque Enroll on mayo 25, 2008 by nautrus

Andrea Alvarez es una artista a la vez de vanguardia y popular.

De vanguardia porque fue la primer percusionista y baterista mujer -casi la única a la fecha que participó con gran continuidad y protagonismo en el rock nacional.

Y por haber integrado la primer banda de mujeres de rock junto a Maria Gabriela Epumer y Claudia Sinesi (Rouge) y el primer gran éxito de una formación de ese género, Viuda e Hijas.

Popular porque fue protagonista como música profesional de eventos multitudinarios con artistas de envergadura en escenarios nacionales e internacionales.

Basta examinar su trayectoria para encontrarse con todos los artistas que la invitaron para enriquecer su música y formar parte de sus proyectos en vivo y en grabaciones, lista que muestra, asimismo, su gran ductilidad ya que se trata de artistas muy diferentes entre sí.

Charly García, Divididos (tanto como baterista suplente como percusionista), Soda Stereo (como percusionista por tres años incluyendo largas giras y grabado tres discos) son algunos de estos nombres, y más allá del rock: Celia Cruz, Tito Puente y Alex Acuña.

Incansable buceadora y perfeccionista, estudio batería (con Lito Vitale, Horacio Gianello y Fernando Martínez) y percusión (con Bam Bam Miranda, y Pocho Porteño), tanto en Argentina como en Estados Unidos donde vivió tres años (percusión con Frank Malabe y Johny Almendra, batería con Kenwood Dennard y shequere con Madeleine Yayodele Nelson) y también composición (en la Universidad de La Plata) y canto (con Liliana Vitale, Any Grunwalt y Esteban Sielicki).

Más adelante vuelca sus conocimientos a la enseñanza, a través de cursos, clases y clínicas para los productos que representa (Latin Percusion, Paiste y Evans), tarea que continúa actualmente.

La maternidad la mantendría alejada un par de años de los escenarios, por propia decisión y sólo dedicada a la docencia, pausa que interrumpe para participar en el concierto despedida de Soda Stereo en River en 1997.

Tras elaborar y madurar una creación personal, Andrea decide que 1999 es el año para volver a los escenarios, con un proyecto propio fuerte y vital, y aportando la energía femenina por excelencia en la percusión. En este mapa se anima a abarcar todo el universo creativo desde la composición al canto y la ejecución hasta la dirección de las cuatro interpretes mujeres que ella también ha entrenado. Funda Pulsomadre, grupo en el que dirige a cuatro percusionistas femeninas y un tecladista, y con el que se presenta tocando sus propias canciones. Realiza un video en forma independiente del tema 40 minutos, dirigido por Elian Galiese.

ANDREA ÁLVAREZ SOLISTA

A partir del año 2000 -y en compañía del joven productor Emilio Haro- empieza a dar forma a lo que será su primer disco: un viaje por el universo de la sensibilidad, la intuición y la sensualidad femenina, tomando las raíces étnicas y rústicas que presentan los instrumentos de percusión para fusionarlos con la electrónica del futuro. El material se encuentra editado por DBN y cuenta con la participación de Gustavo Cerati, Erica García y Zeta Bosio, entre otros. Andrea se encarga de la dirección, los arreglos de percusión y las voces, además de la composición de los temas. Emilio Haro es el encargado de la producción, ejecución de teclados y composiciones armónicas.

En el año 2003, y después de haber presentado su primer disco junto a Pablo Paz y Enrique Casal, decide grabar un EP con dos temas y sus respectivos videos (uno de ellos es una versión de Entre Caníbales de Soda Stereo). El disco, también producido junto a Emilio Haro, es editado y distribuido por Pop Art.

Ese mismo año, Andrea define el rumbo musical con un nuevo trío: Mauro Quintero en guitarra, Franco Fontanarrosa en bajo y ella en batería, percusiones y voz. Con este grupo se encuentra componiendo temas de lo que será su próximo disco.

DORMIS?

A partir de esta nueva formación Andrea encuentra un sonido que la impulsa a componer.

Nacen asi los temas de” Dormis?”su nuevo disco que la confirma como compositora y cantante.

Nuevamente en compania de Emilio Haro en la producción pero ya con la participación de Mauro , Franco en los arreglos y Ella misma en la direccion general del proyecto graban el nuevo disco junto al tecnico Hernan Agrasar, quien junto a Andrea tambien se encarga de las mezclas.

El disco es masterizado por Eduardo Bergallo en Mr Master..

2006 es el año del lanzamiento de” Dormis?” editado por Pirca Records y distribuido por Universal Music.

ACTIVIDADES PARALELAS

Además de dedicarse a la docencia, a partir del 2004, Andrea incursiona en la música electrónica, tocando junto DJ Buey, DJ Ale Lacroix y DJ Mosca, en sus diferentes sets. Y como siempre, colaborando en distintos proyectos musicales como sesionista en percusión y canto: Patricia Sosa, Nativo, Attaque 77, entre otros.

ESTUDIOS
Nueva escuela de Música (Norman Monk)
Conservatorio Julián Aguirre
Universidad de Bellas Artes de La Plata (composition, 1 year)

Batería: Lito Vitale, Horacio Gianello, Fernando Martinez, Kenwood Dennard

Percusión: Frank Malabe, Johny Almendra, Pocho Porteño, Bam Bam Miranda, Madeleine Yayodele Nelson

Canto: Lucy Saborido, Liliana Vitale, Any Grunwalt, Laura Hatton, Iris Guiñazú, Esteban Sielick

TRAYECTORIA COMO MUSICO PROFESIONAL
ARTISTAS CON LOS QUE PARTICIPÓ EN SHOWS EN VIVO:

Daniel Volpini, Viuda e Hijas, Celeste Carballo, Los Guarros, David Lebón, Juan Carlos Baglietto, Rubén Goldín, Alejandro Lerner, Soda Stereo, Divididos, Celia Cruz, Tito Puente, Alex Acuña, Los Rodríguez, Charly García, Los Siete Delfines, Memphis La Blusera, Los Brujos, Ulises Butrón, Patricia Sosa, Attaque 77, Los Tipitos, Carajo, entre otros.

ACTUALIDAD:
Andrea se encuentra preparando su nuevo disco.
El sucesor de “Dormis?” tendra como productor a Jim Diamond
que desde Detroit viaja especialmente para preproducir y grabar el disco del 26 de mayo al 10 de Junio. Luego de lo cual Andrea viaja a su estudio para terminar juntos la post produccion y la mezcla.

andreaalvarez.com

El Regreso (Entrevistas en la Pagina de Las Viudas Ultima Parte)

Posted in Entrevistas, Notas, Viuda e Hijas de Roque Enroll on mayo 9, 2008 by nautrus

Después de una serie de recitales, Viuda e Hijas tiene un nuevo disco que reedita sus éxitos. A diez años de su aparición, las chicas están por la vuelta.

“Hace diez años, quienes nos dieron cabida fueron todos aquellos que estaban hartos de los pulóveres de vicuña y querían un poco de diversión.  La consigna era: Tiren las ojotas de cuero y cómprense un disco de las Viudas”

Hablan de siliconas, se retocan el maquillaje, corrigen detalles imperceptibles de su atuendo producido y cuidado hasta en las mínimas extravagancias. Son cuatro chicas Almodóvar atropellándose para hablar y correteando de una punta a otra del departamento, en el Abasto: Viuda & Hijas de Roque Enroll está de regreso, como si estos últimos años no hubieran transcurrido. A mediados de la década del ochenta, la banda compartía el fervor del público adolescente con Los Twist, el grupo que lideraba Pipo Cippolatti. Ellas, por su parte (Mavy Díaz – hija de Hugo Díaz- en voz, María Gabriela Epumer en guitarra, Claudia Ruffinatti en teclados y Claudia Sinesi, en bajo), ensayaban un revival de la música y la estética de los años sesenta y tuvieron más éxito del que esperaban.

A los quinceañeros que bailaban sus covers de canciones como “Bikini a Lunares Amarillo Diminuto Justo Justo” o “Lollipop”, pronto se sumaron fans que apenas habían abandonado los pañales. “Siempre tuvimos un público variado y nunca nos propusimos hacer canciones para niños – explica Ruffinatti-. Pero durante un verano en que estábamos de gira por la costa, nos dimos cuenta de que los más chicos nos seguían. A medida que ibamos llegando al teatro en el que teníamos que cantar veíamos una cola larguisima de chiquitos. Pensamos que antes de nosotras había algún espectáculo infantil, pero no: estaban allí para ver a Viuda e Hijas. Era increíble, durante el show, ver las manitos de los nenes sobre el escenario.”

Llegaron a grabar tres discos discos, desbordaron el Luna Park y en 1986 emprendieron, cada una por su cuenta, su propio camino. Estaban en un buen momento de su carrera y la separación se debió más a circunstancias externas (entre ellas, el quiebre de la compañía discográfica) que al deseo de las chicas.
Ahora – y como dice Claudia Sinesi – Viuda e Hijas vuelven a estar “juntas definitivamente”. Todo comenzó el año último, con una presentación en vivo por televisión seguida de un recital cuya repercusión superó ampliamente las expectativas de la banda.

Ahora, después de una serie de actuaciones en el Roxy y un nuevo disco grabado en vivo que recopila grandes éxitos, las chicas estan otra vez en la ruta.

Para eso, hubo que convocar a Mavy, radicada en las islas Canarias desde hace algunos años; distraer de sus tareas como docente de música a Claudia Ruffinatti, que ya va por el séptimo mes de embarazo; interrumpir las clases de violoncello que toma María Gabriela Epumer, y separar de Ulises Butron y su banda, aunque sea por un ratito, a Claudia Sinesi.

“En esta nueva etapa vamos a organizarnos mejor -anticipa Sinesi-. Queremos hacer las cosas bien y sin desprolijidades. Esto no quiere decir que nuestra actividad sea contínua, porque va a tomar un tiempo poner todo en orden”.

“Creo que hace diez años -interviene Mavy-, quienes nos dieron cabida fueron todos aquellos que estaban hartos de los pullóveres de vicuña y querían un poco de diversión.

La consigna, de algún modo, era: Tiren las ojotas de cuero a la basura y comprense un disco de Viuda e Hijas. Y nuestras letras salían de la vida misma. “Me dijeron que te diga”, por ejemplo, fue el resultado de algo que nos paso de verdad. Íbamos a tocar en Montevideo, el alíscafo estaba por partir. María Gabriela había estado comiéndose a besos con su novio en la despedida y, cuando estábamos yéndonos en el barco, se arrima una chica que, con la peor onda, le dice a Gabriela: Me dijeron que te diga que tu novio esta con otra. Por supuesto era mentira, el pibe ni siquiera estaba ahí. Pero Gabriela se puso a llorar todo el viaje y allí nació la canción. La letra cuenta toda la conversación que tuvimos con ella.”

Durante aquellos años las chicas no solo compartían su vocación por el pop, sino también una amistad muy estrecha. “Nos comprabamos todas la misma ropa interior -confiesa Mavy-, salíamos juntas a todas partes y, cuando íbamos a la playa, llevabamos el mismo bikini y los pelos pintados de verde. Es la clase de cosas que una hace con sus hermanas. Yo nunca tuve, así que para mi ellas eran mis hermanitas.”

– Cuando comenzaron, querían imitar la estética de los años sesenta. En esta nueva etapa, una década después, ¿qué quieren?
-¡Tener dieciocho años!

Verónica Chiaravalli
La Nación

Pagina de las Viudas 

Revista “Pelo” de Febrero de 1986

Posted in Entrevistas, Viuda e Hijas de Roque Enroll on mayo 8, 2008 by nautrus

“DESNUDAS PARA UN PAÍS DE COMPADRITOS”

Que una propuesta como la de Viuda e Hijas de Roque Enroll haya sido tan bien recibida por el público masivo como el éxito de su último disco, “Ciudad Catrúnica”, significa algo muy especial para la Argentina. Porque, ante todo el reconocimiento al desprejuicio que impone el humor a la solemnidad, y la simpleza del pop a un pretendido compromiso, representa un gran cambio.

Si un par de años atrás, alguien hubiera asegurado que el grupo más vendido sería uno integrado por cuatro mujeres desfachatadas con una propuesta pop, liviana, cargada de humor y enfocada desde una óptica femenina, habría sido difícil creerle. ¿Nosotros?! ¿País descendiente de compadritos de esquina y napolitanos autoritarios?! ¿Transformar en hit a esas atrevidas que titulan su música como “porno-pop”?! Y sin embargo, con 40.000 discos vendidos y una exitosa gira por la costa atlántica (en una temporada un tanto lánguida), el verano ´86 pertenece a las Viuda e Hijas de Roque Enroll. Un verdadero síntoma argentino: infringiendo un golpe mortal a la tradición machista rioplatense, el público (en general chicos y adolescentes muy jóvenes) las adora. Y hasta les perdona que su caballito de batalla no haya sido un virtuosismo reconcentrado, ni una idea de vanguardia seria y de cejas juntas, ni un cuestionamiento social crítico y abierto, ni ninguna de esas actitudes “profundas” detrás de las cuales las mujeres se sienten obligadas a escudarse para salir a hacher lo suyo. No. Las chicas quieren divertirse (¿Que tal, Cindy, Como andan las cosas por allá arriba?!). Quieren que los chicos se bajen el pantalon. Y al público le encanta.

DIVERSION ANTE TODO

¿Se esperaban estos resultados?

María Gabriela Epumer: Sí y no.
Claudia Ruffinatti: El disco fue hecho con ese objetivo, lo hicimos con mucha fuerza. Si dependía de nosotras, de nuestras ganas, de lo que sentíamos cuando grababamos los temas, bueno, esta bien que sea así.
M.G.E: Además, lo que pasa es que se consolidó el grupo. El primer disco fue muy apurado, había otros arregladores, nosotras nos conocíamos poco… Ahora hay otra maduración.

Se deben divertir, ustedes …

Todas: Sí!
M.G.E: El objetivo es, ante todo, divertirnos nosotras. Después divertir a la gente.

¿Y cómo es el proceso de trabajo, cómo componen?

C.R: En general, lo hacemos entre todas. Pero depende. El tema “Crónica”, por ejemplo, lo compuso Claudita en un viaje en colectivo de Belgrano hasta la casa. Las letras en general, son grupales. Pero a veces hay alguna que escribe algo y lo trae.
M.G.E: Mavy es la que más escribe.
Mavy Díaz: Ellas son más “musiqueras”

UN AMOR TOTAL

¿Cómo fue esta gira por las playas?

C.R.: Fue muy shoqueante. La respuesta de la gente … Porque vos sabés el país en el que vivimos y te imaginarás las presiones que tenemos, todas las vallas que constantemente hay que saltar. Nos dicen: “Ah! Está todo bien, son divinas, matan!” Pero siempre algún despojo machista queda. Mucha gente no nos tenía fe en los teatros que es distinto que tocar en una discoteca, la gente paga exclusivamente para escucharte a vos.
M.G.E.: Íbamos al muere … Como la temporada venía siendo bastante mala …
Claudia Sinesi: Casi no tuvimos publicidad porque la gira estuvo a punto de suspenderse.
C.R.: Pero ante la sorpresa de todo el mundo llenamos el teatro. La gente cantaba todos los temas, los padres que llevaban a los chicos bailaban con ellos en los pasillos … En varias oportunidades me saltaban las lágrimas y hacía fuerza para no llorar, para que no se me corra el maquillaje.

¿Y nada de una onda despectiva, o machista?

Todas: Nada!!
M.D.: Era un amor total, un romance con el público.

¿Y cómo se lo toman, cómo se maneja esa cuota de amor masivo?

M.D.: En realidad, no se maneja nada. Te morís de emoción.

¿Y qué les parece que están provocando ustedes, como fenómeno? Cuatro chicas, divirtiéndose…

M.D.: Y … Al principio fue medio duro. Tuvimos que romper el hielo: “Ay, cómo se ponen esa ropa!

¿Por qué se pintan así?! ¿Por qué tanto maquillaje?! ¿Hace falta tanto maquillaje?!

C.R.: “Los músicos no se pintan!”
M.D.: En ese momento, si los músicos hubieran podido tocar de espalda, mejor.

CON UN CAÑO

Y ese hielo que tuvieron que romper, ¿Quién lo craba? ¿Los productores, por ejemplo?

M.D.: ¡No! Ellos no tenían ningún drama con el look. Nos apoyaron en todo.
C.S.: Con ellos el look era lo de menos. Más bien dudaban de nosotras en lo musical. Nos mandaron a tocar el primer show a Capitán Sarmiento porque tenían miedo de que hagamos un bochorno.
C.R.: El segundo show lo hicimos en la Esquina del Sol y metimos 500 personas. No lo podían creer!
M.D.: Al principio nos daban con un caño: por facilistas, por frívolas, por divertidas, libertinas, mujeres. Nosotras sabíamos a qué nos exponíamos y estábamos preparadas. Pero el público en seguida cazó la onda.
C.R.: Los chicos sienten admiración porque somos mujeres y estamos ahí arriba tocando o cantado. Las pibas cantan con los mismos gestos de Mavy, nos copian la ropa, el peinado, vienen después del show a contarnos que quieren empezar a tocar guitarra, bajo. Eso es muy fuerte!
M.D.: Además la propuesta se fue afianzando, hay más uniformidad … Es muy difícil que un grupo dure, que no aparezcan egoísmos … el narcisismo del artista.

POP GROSO

Y musicalmente, ¿en qué andan? Porque viraron de un rescate de la onda sesenta en el primer disco, a algo más pop en el segundo…

M.G.E.: Pronto tenemos que entrar en el estudio de grabación. Estamos componiendo unas bases de esas que te gustan tocar, escuchar, bailar. Más duras, más pesadas.
M.D.: No heavy metal, eh?!
C.R.: Pop groso, groso pop.
M.D.: Sin perder la onda del grupo.

¿No más porno pop?

M.D.: Eso fue una coincidencia, no fue premeditado. Todos los temas nos salían así.C.R.: Terminábamos un tema y decíamos “¿Otra vez?! No puede ser!”

O sea que no fue nada deliberado, simplemente ondas románticas flotando en el ambiente…

M.D.: Pero es bueno y difícil que alguien hable, se burle, de todos los prejuicios sexuales que hay … En este país el sexo sigue siendo tabú. Nos gustó poder encarar un disco así. Un poco apunta a tener cada vez menos trabas para vivir.

¿Qué otros proyectos tienen?

M.G.E.: Tenemos varias películas para este año … Pronto vamos a empezar a filmar una película que dirige Eduardo Clacagno, con Betiana Blum, Pepe Soriano, Ulises Dumont. Se llama “Te amo”. Otro de los proyectos es que vamos a interpretar uno de los temas de la película “Pinocho” que va a hacer Hugo Midón. Y, después, para mayo o junio, tenemos pensado hacer una comedia musical en un teatro, destinada a chicos y adolescentes…
M.D.: Pero, claro, volándoles la cabeza. Como nuestro público es de seis años en adelante, queremos hacer una obra para ellos, pero con una propuesta piola, de vanguardia.
C.R.: Y si la obra funciona bien, tal vez para fin de año se pueda hacer una película … Hay algo que es importante para nosotras en el argumento de la película de Calcagno. Se trata de una adolescente que está embarazada, y no tiene novio, ni nada. Todos están en su contra, entonces ella se refugia en su tío, que tiene un boliche tanguero, pero de última. Entonces la chica empieza a modificar la mentalidad del tío, quiere que las cosas le vayan mejor, innovar y renovar el negocio del tío. ¿Y a quiénes contrata para que toquen allí? A Viuda e Hijas. Eso nos hizo meditar que si ellos pensaron en nosotras para cubrir ese papel, quiere decir que consideran que nosotras somos un cambio.

Nora Fisch.

Pagina de las Viudas 

Revista “Toco & Canto” de abril de 1986

Posted in Entrevistas, Notas, Viuda e Hijas de Roque Enroll on mayo 7, 2008 by nautrus

“NO TENEMOS ZONAS OSCURAS”

Hoy Viuda e Hijas de Roque Enroll es un fenómeno social. No sólo son aceptadas por los adolescentes sino también por los adultos y, principalmente, por los niños. ¿Esto se dio premeditadamente o por casualidad, naturalmente?

Claudia Ruffinatti: No, no creas que cuando compusimos por primera vez juntas, nuestro objetivo era llegar a las guarderías y a los jardines de infantes. Fue algo natural. Nosotras apuntábamos a un público joven, pero no tanto. Así que lo que se produjo después fue muy sorpresivo.

¿Tanto como que los padres de esos chicos canten y bailen con ellos durante sus recitales?

Mavy Díaz: Ah, no te podés imaginar. Se conocen todas las letras. Es una situación loquísima, padres e hijos cantando juntos “Lollipop”. Lo que sucede es que nosotras unimos generaciones.

¿Y qué sucede específicamente con las chicas?

María Gabriela Epumer: Es increíble. Se compran los instrumentos y quieren que les enseñemos a tocarlos. Se reidentifican con las letras y nuestra forma de cantar. Esto creo que se debe a que nosotras nos referimos a su cotidianeidad. Es que somos como ellas, salvo que nos ubicamos arriba de un escenario.

¿Y quiénes las rechazan? Porque me imagino que ustedes habrán tenido que luchar contra muchas resistencias, ¿no?

Claudia Sinesi: Mirá, actualmente nos estamos llevando sorpresas hasta dónde llegan nuestras cosas. Incluso los intelectuales ahora nos aceptan. Hoy por hoy nos consume tanto la gente de vanguardia como la gente que ve “Sábados de la bondad”. Es realmente un fenómeno muy raro. Llegamos a distintos niveles de público. Y cada uno nos entiende como puede.

Es que tienen una propuesta bastante clara pero a la vez ambigua que les permite a los distintos públicos captar distintas cosas.

C.R.: Sí, nunca esbozamos algo muy directamente. Por lo tanto cada uno toma lo que quiere o lo que puede. Básicamente nosotras no tenemos rincones oscuros. No tenemos cosas demasiado enfrascadas, intelectuales o profundas. Somos muy básicas.

¿No fue un riego peligroso haber pasado del twist liviano que hacían en un principio al porno pop del segundo disco?

M.G.E.: Son distintas etapas y nada más. No pensamos en cambiar el ritmo porque nos convenía. Fue algo franco, espontáneo. Recién cuando terminamos “Ciudad Catrúnica” nos dimos cuenta de lo que habíamos hecho

¿Se asustaron?

C.R.: No, nos encantó. De habernos asustado lo hubiésemos cambiado. Creo que de haberlo modificado no hubiese pasado nada con nosotras. La gente sabe cuando le mentís.

¿Cómo avisoran la próxima etapa?¿Será similar a ésta o habrá cambios?

M.G.E.: Con más garra. Viene bastante pesadita. ¡Ojo!, no me refiero al heavy metal, sino a algo más groso. Pero siempre con las características que nos definen. Fijate que , aunque existen diferencias entre el primero y el segundo disco, la esencia del grupo sigue siendo la misma. Vamos a explorar una característica musical que hasta ahora no nos había surgido. Ahora necesitamos más piso, más base.

¿Seguirán profundizando la temática femenina o se internarán en otras áreas?

M.D.: Creo que seguiremos en lo mismo. Es que ya la temática femenina es absolutamente fascinante. Después de tantos años de cultura masculina, la gente se copa con la óptica femenina porque es algo nuevo y renovador.

Concretamente, ¿en qué las beneficia la aceptación general de la visión femenina?

C.S.: En que nos permite crear cosas sin plantearnos continuamente si va a gustar o no.

Y después del Luna Park, ¿qué pasará?

M.G.E.: Después del Luna Park tocaremos en Perú y en mayo empezamos a grabar el tercer disco que se llamará posiblemente “Solo nos quieren para eso”, para el cual cambiaremos nuestra imagen por una más sexy. En ese mismo mes se estrenerá el film “Te amo” en el cual intervenimos cantando “Lista de Casamiento” y “Hawaian Twist II”. Luego, haremos lo mismo del Luna Park pero en todo el interior. Y existe también la posibilidad de viajar a España y Francia para hacer varios shows. Y, aunque no es seguro, te vamos a dar…

¿Una primicia?

M.D.: Sí. Posiblemente hacia mitad de año hagamos una película a nuestro estilo, algo así como “Las aventuras de las Viudas”.

VIUDAS X VIUDAS

PARA CLAUDIA RUFFINATTI

Maria Gabriela Epumer: Parece mala, pero no lo es. A traves de una personalidad agresiva encubre una gran sensibilidad y mucha ternura. Es muy profesional y tiene muy claro todo lo que quiere. No por esto deja de ser una cocoliche. La quiero mucho.

Mavy Diaz: Es un fuego artificial continuo, super emprendedora y un ser muy rico. Tiene un gran talento y una fuerza increible. Me gusta mucho como canta. Es sumamente organizada y bastante mandona. Tiene la dificil tarea de ser mujer, madre y musico a la vez. La admiro.

Claudia Sinesi: Habla como un pollito, es muy tierna y sensible. Es retranqui, pero cuando se enoja tiemblan los muros. Es la mas romantica de todas y un gran musico. Es una cajita de sorpresas. La quiero muchisimo.

PARA MARIA GABRIELA EPUMER

Claudia Ruffinatti: La Raffi es una enloquecida; llega tarde a todos lados. Es la encargada de las relaciones publicas del grupo (con ella entramos gratis a todos los recitales). La quiero mucho a pesar de que es colorada, mujer, esplendida y no cena.

Claudia Sinesi: Es mi amiguita desde hace ocho o nueve años. Fue con ella con quien empece a tocar. Es romantica de nacimiento pero, a la vez, bastante chorlita. Compone unos temas romanticos que no te puedo explicar. Aparenta ser como agua de estanque, pero cuando se enoja es un “moplo” infernal.

Mavy Diaz: Es una joven con mucho talento, fuerza y sensibilidad. Es la señorita maestra del grupo; le encanta organizar y coordinar todo. Creo que somos amigas. La quiero mucho.

PARA CLAUDIA SINESI

Claudia Ruffinatti: Es muy pero muy fina. Le gusta todo lo caro: autos, ropa, perfumes y muchachos adinerados. Si la ves hablar podes pensar que mala que es. Pero ella en realidad es super sensible y llora por cualquier cosa. Y cuando la gente aplaude mucho se convierte en un fabuloso show.

Maria Gabriela Epumer: Ella es mi amiguita del alma y mi guitarrista fovorita. Es muy cocoliche; por eso puede parecerles a algunas personas un poco antipatica. pero nadie sabe que, en realidad, detras de esa apariencia se esconde una nenita mimosa a la que le gusta que la cuiden mucho. Creo que siempre vamos a estar juntas.

Mavy Diaz: Hace todo bien. Tiene todo bajo control. ¿Saben como compone? Es tipo Amadeus; tiene todo en la cabeza, hasta, inclusive, cada pequeño arreglo. Nos muestra cantando lo que creo, lo tocamos y ya suena. Es super apasionada, romantica, moderna y vive entregada a la afectividad. Tiene un caracter fuerte pero es muy sensible. Le gusta proteger y tambien que la protejan.

PARA MAVY DIAZ

Claudia Sinesi: Es el lobo que habita en el estomago del corderito. Es el fuego que duerme hasta que toma la ciudad. No tiene terminos medios: pasion o asco, ebullicion o muerte. Es muy romantica y sensible. Donde pone el dedo se abre un acuario. Es la que avanza con mas seguridad. La quiero muchisimo.

Maria Gabriela Epumer: Es un mar de cocolichismo. Es super resuelta y no tiene recovecos oscuros. Es un vecto absolutamente directo y un super musico. La admiro porque ese una niña muy trabajadora y disciplinada. Ademas nos complementamos muy bien porque a ella le encanta hablar por telefono y a mi no. Siempre esta dispuesta a atender o discar.

Claudia Ruffinatti: God Save The Queen! Es una Hi-Fi, un cultivo viviente del conde Chicoff. A su lado, uno pasa en pocos meses de mendigo a millonario, de kitch a high, de Rosa Olga a Maria de las Mercedes. pero es la mas vaga y desacoplada. Llega muy tarde a los ensayos aunque, por supuesto, siempre bajo justificaciones de altisimo nivel, una compra prolongada en Fucci, un partido de tenis o por culpa del mal tiempo. Una nunca sabe donde puede quedarsele encallado el yate.

DISCOGRAFÍA

“Viuda e Hijas de Roque Enroll” (1984)

Con este primer registro Viuda e Hijas de Roque Enroll se convirtió en un grupo de características bien distintivas. Ya sea porque era uno de los pocos integrados exclusivamente por mujeres que habían existido hasta el momento en el rock nacional o porque proponían un revival de la música y de la estética de los años ´60.

Desde la tapa, que mostraba a las integrantes del grupo vestidas a la usanza de la década anterior, hasta los últimos acordes del disco, bien twistero, todo en “Viuda e Hijas de Roque Enroll” destilaba originalidad, cambio. Es que Viudas ingresaba al mercado local con una propuesta distinta, alejada de la melancolía y muy cerca de la alegría. Fresca, vital y divertida.

Con arreglos muy sencillos, los temas de la banda giraban en torno a los prejuicios argentinos más comunes, vistos desde una óptica exclusivamente femenina y con un humor bastante corrosivo. “Hace Base” y “Estoy Tocando Fondo” son las dos canciones que mejor conjugan esas características, y “Bikini a Lunares Amarillos Diminuto Justo Justo”, el más gracioso, el que se erige preminentemente como el hit del álbum.

En un sentido general, el primer disco de las Viudas se presentó como el comienzo de una propuesta aún más vasta, donde el humor cumple una función importantísima y la temática femenina es su mayor singularidad.

“Ciudad Catrúnica” (1985)

En el segundo de sus discos Viuda e Hijas de Roque Enroll se encargaron de perfeccionar la propuesta que incipientemente habían empezado a despuntar en el primer intento discográfico.

Es así que su música se convirtió en esta ocasión en un juego mucho más depurado. Las cuatro integrantes se sueltan a parodiarse a sí mismas y a sus congéneres masculinos como nunca. Aunque resulta riesgoso, el equilibrio nunca deja de predominar en tales situaciones. Las Viudas bordean constantemente el peligro, pero esto les da siempre buenos resultados.

Por sobre todo es notable como se han esmerado para que el disco se convirtiera en un producto de calidad y no sólo de resonancia popular. Las voces fueron muy cuidadas, destacándose también los arreglos y las distintas apariciones solistas. La parte instrumental, incluso, ganó bastante, sonando el grupo en forma compacta y prolija. En términos generales, la producción de “Ciudad Catrúnica” es acertada.

En cuanto a la selección de los temas, que es muy variada, se destacan como los picos más altos “Lollipop”, “Plata, Plata” (versión monetaria del “Pata, pata” de Miriam Makeba) y “Necesito Mimitos”. Y, en cuanto a la composición, el mejor trabajo se encuentra en “Me Dijeron que te Diga”, de neto corte moderno.

Pagina de las Viudas 

Un Fenomeno que Vende sin Distinción de Edades

Posted in Entrevistas, Viuda e Hijas de Roque Enroll on mayo 6, 2008 by nautrus

“Nos copa que los chicos nos hayan elegido, son ellos los que quieren que cantemos cosas como ´vení, revolveme el estofado”.

21/03/86

Un prontuario musical diría: son María Gabriela Epumer, soltera, 22 años, guitarra; Claudia Sinesi, soltera, 24 años, bajo; María Victoria “Mavi” Díaz de Amerisse, casada (y con un hijo de 9 meses), 24 años, voz, y Claudia Ruffinatti, soltera, 25 años, teclados.

También podría decir que llevan vendidas casi cien mil placas de su segundo elepé “Ciudad Catrúnica” y que lo presentarán el 4 de abril en el Luna Park. Las Viudas, cuatro chicas que invadieron un espacio tradicionalmente vedado a las mujeres, todavía tendrían mucho que confesar.

– ¿Qué tal es esta cuestión de “ser mujeres”, chicas?

María Gabriela: Es bárbaro.
Mavi: Genial.
Claudia Ruffinatti: Nos encanta, es lo más lindo del mundo.

– ¿Profesionalmente también?

M.G: Bueno…es duro.
C.R: Mujeres profesionales hay muchas, pero de repente una puede estar indispuesta y tiene que estar espléndida arriba del escenario. Es difícil encontrar un punto de equilibrio en el cual uno tenga un sitio para descansar y laburar. No te digo que nosotras lo hayamos encontrado, pero por ser un grupo unido y que se respeta, todavía tenemos la posibilidad de tener una vida privada, cambiar un pañal o antender a un muchcho en el zaguán de la casa. No es fácil.

– ¿Y los maridos y los novios se la bancan?

M.G: Nunca tuvimos novio.
Mavi: Pero tenemos galanes.
C.R: Yo tuve un novio el año pasado.
M.G: Es difícil encontrar la compañía exacta, que se la banque. Tiene que ser una persona que vuele mucho y muy alto.
Mavi: Superman (risas).

– Debe ser difícil entonces conseguir novio para una Viuda.

M.G: Claro. Hay quienes creen que nosotras nos bajamos del escenario y está la cola de galanes esperándonos. ¡Mentira! No hay nadie. Están mientras tocamos y nos tiran besos y todo. Pero después no quedan ni los loros. Es un desierto total.
Mavi: Nosotras somo mujeres, pero también somos músicos. Eso no quiere decir que saemos asexuadas; al contrario, somos bien sexuadas y muy femeninas. Nos encantan los hombres.
C.R: Somos machistas.

– ¿Machistas?

C.S: Sí, totalmente.

– ¿No será que detrás de todo esto hay una reivindicación feminista?

M.G: No, para nada. Nos encantan los galanes, que nos regalen flores y que nos abran las puertas. Yo soy mujer, okey… Pero también soy músico, y estoy entregada a mi guitarra, que es nueva y que la amo. Cuando no estoy en el escenario siento lo mismo que cualquier piba: me enamoro, me desenamoro, quiero que me lleven a pasear y que me cuiden.
Mavi: No nos gustaría que fuera derogado ninguno de los privilegios de la mujer.
C.R: Somos a la antigua.

– Dicen que son mujeres a la antigua, que les gusta que las mimen y todo eso. Pero por otro lado salen a vender cien mil discos en un medio donde la mujer cumple tradicionalmente otros roles.

Mavi: Es que el medio es contradictorio, no nosotras.

– ¿Y el medio las mira mal?

M.G: Ahora ya no.
Mavi: Al principio fue una cosa paradójica. Nos decían “¿Qué hacen así pintadas? ¿Para qué se visten? ¿Para tocar? ¿Bailan y cantan?” Y todo ese tipo de cosas. Después, como la aceptación del grupo fue inmediata, dejaron de romper con esas cosas.
C.S: Otra cosa que pasó fue que el espectro de público fue amplísimo: el papá, el nene y la almacenera.
C.R: Además, las viejas por la calle…se paran y te miran fascinadas. De una, uno es lo que acciona. Es obvio que no somos de esas chicas que hacen una vida tipo: ir a bailar el sábado a la noche y estudia comercial, pero tampoco fabricamos una imagen premeditamdamente para diferenciarnos del resto de las mujeres.

– Gran parte del público que escucha a las Viudas es adolescente. ¿Ustedes buscan deliberadamente llegar a ese público?

C.R: No, fue totalmente sorpresivo para nosotras porque en ningún momento nos propusimos un horizonte determinado. Apuntamos a un público joven desde el principio, pero en ningún momento dijimos “vamos a tocar para un público de tantos años”.

– Lo que pasa es que alguna gente, ante el éxito que ustedes tienen entre los menores, se preguntan: ¿las Viudas son aptas para mayores?

Mavi: Totalmente; reaptas para mayores. Esa fue una de las cosas que nos impresionó cuando tocamos por primera vez en un teatro. Hasta ese momento habíamos tocado solamente en boliches, donde el público es siempre de 18 para arriba y solo la mitad de los que van nos quieren escuchar; el resto va a bailar. En cambio, en el teatro nosencontramos con chicos de 6, de 12, de 16 y de 18 y con los viejos de 30 a 40. Faltaba la franja de 25 a 30 años.

Pagina de las Viudas 

Viuda e Hijas: Mujeres sin Caretas

Posted in Entrevistas, Viuda e Hijas de Roque Enroll on mayo 5, 2008 by nautrus

Clarin. Buenos Aires, martes 18 de febrero de 1986

Claudia Sinesi, Mavy Díaz, Claudia Ruffinatti y María Gabriela Epumer, Viuda e Hijas de Roque Enroll: “Simplemente -dicen- actuamos como somos: mujeres sin caretas”.

Frívolas a más no poder, pero a conciencia, lúcidas en la intimidad y sus detalles, las integrantes del cuarteto Viuda e Hijas de Roque Enroll viven hoy la novedad de estar primeras en los ránkings de ventas de discos con un producto neorroquero que ha hecho fruncir el ceño a más de un serio a la violeta. En el mundo de hombres en que se mueven, reivindican una visión estrictamente femenina de la realidad, que si es burlona o irónica por momentos -siempre actual- no significa más que una respuesta a tantas injusticias históricas.

Primero, muchos se asustaron con la propuesta, otros se extrañaron. No a todos les quedó claro que en realidad ellas, alegres, estaban burlándose de todos y todo (incluso ellas). Después algunos se animaron, y se divirtieron, sin temor a los roles. Y, a los dimes. Un poco más tarde vino eso que los empresarios llaman éxito: el negocio prosperó: Y empezó la historia actual.

El proceso es simple y arranca cuando cuatro mujeres vinculadas de años a la música se animan a que la broma casera se haga pública, y superándose, por superar pruritos, se dan vida al grupo Viuda e Hijas de Roque Enroll, al fin una etiqueta para desenvolver delirios. En 1984 graban su primer disco.
Si el inicio en la falocracia del rock no fue sencillo, aunque ya no importe, está demasiado atrás, el presente parece esplendoroso cuando de pronto la música empieza a producir cifras y del segundo longplay, Ciudad Catrúnica, se venden tantos ejemplares -setenta mil declarados por la compañía- que enseguida se reedita el primero.

¿Pero qué pasa con “Las Viudas”, que lo suyo, tan pasatista en principio empieza a gustar a los puritanos del ambiente, a los adoradores de los falócratas, a los no asumidos, a los niños? Un estudio de mercado revela ahora que el 40% de su público es ubicable entre los 6 a 12 años, que el 20% está entre los 12 y 15 y que el siguiente segmento importante abarca personas mayores de 35.
“¿Qué pasa con “Las Viudas”? Tal vez que en la Argentina reciente el epicentro de la represión fue la sexualidad, y nosotras sacamos todas las caretas y simplemente actuamos como somos”, analiza Mavy Díaz, primera voz, aprovechando un quedo momentáneo del terceto que la circunda, una noche cualquiera en un bar cualquiera de esa ciudad catrúnica.

La falta de caretas, o mejor dicho, la cara descubierta de cuatro mujeres, tiene perfiles a granel. A veces osadas, a veces infantiles, a veces descaradas, a veces simpáticas, siempre directas, sólo simples en lo aparente, frívolas, Las Viudas -el apócope del nombre es una convención- han ido derribando paredes al por mayor. Aunque nadie tiemble, claro.

Tiene respuestas, tal vez porque las preguntas nada originales de la prensa, casi siempre poco analítica, las entrenaron, o quizás porque aprendieron bien que a tanto acartonamiento se le notan imperfecciones de fábrica apenas se toma la sartén por el mango. Que para eso está.

El periodismo -coinciden- se ha quedado en un análisis superficial del fenómeno que promueven, una especie de fácil aceptación de lo que supone está de moda, porque “vende”.

“Lo que molesta -apunta con palabra veloz Claudia Ruffinatti, tecladista, voz- es el hecho de que tiendan a lograr que te justifiques todo el tiempo.” Es ella la que se desvela por indicar que el grupo tiene un resto musical que en general solo los músicos advirtieron, porque en general ven más allá de las apariencias, que las hay.

Romper el hielo, “que es lo que quisimos”, subraya ahora otra voz, Clauida Sinesi, bajista, fue un paso difícil, pero está dado y ahora, a caballo de estos temas que se bailan y se gozan -“así debería ser la vida”, dijo Ernesto Cardenal- se sabe que “nunca es fácil hacer la música que se quiere”.

Cuando María Gabriela Epumer, guitarrista ideal, voz, arremete saltando por sobre alguna timidez que sus ojos desmienten en tropelía, habla de la obtención de una “marca de estilo” que define al sonido del grupo, en un submundo donde la originalidad es una gema a encontrar.

Mirado desde ese lado, el mundo que dominan (¿dominar?) los hombres a veces da una piedad infinita. Pero no se ponen a mirar con piedad, sino más bien con necesidad. Reiteran, solas, lo de tanto reportaje convencional: “no somos feministas, sino femeninas”. “Nos gustan los muchachos”, amplían…

Si en el rock argentino, donde mimetizarse fue durante años una salvación, el mundo de las mujeres está casi obviado (Mavy recuerda palabras de Charly García al respecto), estas Viuda e Hijas de Roque Enroll necesariamente legendario han empezado a deomostrar, con revival, twist, pop y roll, que no es difícil pasarles el plumero a ciertos anaqueles polvorientos.

“Los pibes son la vanguardia, y no nosotras”, exclaman cuando analizan la realidad de que su éxito mayor es por ahora en un mundo infanto-juvenil cada vez menos inocente. Las Viudas, por distintas, tal vez sean tan imprescindibles para entender -más allá de lo discutible- un sector de la enferma sociedad argentina como Charles Bulowski para dentrarse en los vericuetos del ocaso del sueño americano que en 1955 empezó a intuir una pelvis que el sistema deglutió como Elvis Presley. Saben qué dicen cuando proponen, con un trazo liviano, su ¡larga vida a Roque Enroll!.

Carlos Polimeni

Pagina de las Viudas